Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

No tienes ni remota idea de cuánto te quiero LV

com

Solo sé que te necesito. ¿Crees que es culpa mía el que te quiera?

Las personas no se conocen hasta que compartan algo en el tiempo, durante algún tiempo, lo que sea, pero algo.

Al principio me dabas miedo, seguramente por la fama que tenías en el instituto. No te voy a mentir, con el aura que te rodeaba siempre traté de esquivarte aun cuando sabía que me necesitabas. Tus miradas perdidas hacia dios sabe dónde; solo salías de tus ensimismamientos cuando me acercaba o alguien pronunciaba mi nombre cerca de ti.

 

Nunca he sido una chica avispada, pero con todo algo me decía que estabas pendiente de mí. La curiosidad por averiguar si eran ciertas mis suposiciones hizo que me fuera acercando y adetrando en tu entorno hasta ser asidua a vuetros encuentros de fútbol.

 

Me decía a mí misma, "debes ser la chica más rara del insti por ir detrás de un chico que a nadie más le interesa". Si me oyeran tus amigos ya dirían que todas las chicas somos iguales. Pues no somos iguales y aquí estoy contigo porque te hice mío y nadie más.

 

La verdad es que no quería aceptar nada tuvo para no dejarte trazado el camino hacia mí, de las veces que me ofrecías heldos o chupachups. No quería que te tomaras confianzas aunque siempre me intrigó lo que pasaba por tu cabeza al saberse distinto en todo el insti.

 

Acudía a los partidos de fútbol de vuestro equipo para ver con mis propios ojos lo duro que decían que eras en el campo con tus adversarios. Al final constaté que no eras nada violento, solo un chico dinámico y fuerte que sabía defender su espacio.

 

Han pasado muchos meses desde que somos novios; he compartido contigo todo lo que es tuyo y todo lo que es mío. Todo lo que ha estado a nuestro alcance lo hemos compartido, y le doy gracias a dios el que haya sido así, porque de otro modo tal vez no te habría conocido como te conozco ahora.

 

Todo el mundo, incluso yo, pensaba que te las arreglarías tú solo el día que te agredieron en grupo. Se alimentaban de la fama de chico duro que siempre te acompañaba. Hasta yo también te creí erróneamente infalible hasta que te vi tendido aquél día en el suelo sin aliento, sin señales de vida. No te movías. Me acurruqué junto a ti con el oido pagado a  tu pecho haber si respirabas.

 

Empecé a gritar ¡socorrooo!, ¡socorrooo!, ¡socorrooo!

Cuando parecía que solo el eco de mis gritos respondía a mi petición de ayuda, de repente, sin saber quién lo conducía, dos personas se apearon de un coche que no pude ver llegar y te trajimos aquí.

 

Llevas dos meses en coma y jamás me he alejado de ti en ningún momento. Vivo contigo aquí en el hospital; el mundo de ahí fuera me cae muy pesado sin ti. Muchas amigas creen que estoy perdiendo mi juvetud por un amor de jóvenes; dicen estar seguras de que el día de mañana cada uno tomará su camino. Pero yo te quiero: Aunque no puedas responderme estoy convencida de que me escuchas, ¿verdad cariño?

 

Mi gente no entiende nada, no logran entender que te quiera tanto, y no es por pena ni porque te agredieran; sencillamente te quiero.

 

Dime una cosa, ¿crees que es culpa mía el que te quiera tanto?

Yo siempre te querré, hasta el final de los tiempos; te necesito cariño. Ya verás cómo salimos de esta.

 

Te estoy esperando; espero que vuelvas a mí, que todo vuelva ser como antes. Eres mío y yo tuya, no tenemos a nadie más en el mundo.

No tienes ni remota  idea de cuánto te quiero LV
No tienes ni remota  idea de cuánto te quiero LV