Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.

com

La llaman nanâ Okomo, Su Excelentísima mamá Okomo, la madre de Su Excelencia Constancia Mangue  de Su Excelencia don Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

"No tengo a nadie en este país", se queja siempre que se dispone a echar a algún inquilino de alguna de sus viviendas en alquiler. A pie de calle recorre la ciudad para ir cobrando los alquileres, en persona.

Mamá Okomo tienen tantas viviendas en alquiler que en un solo fin de mes puede meter en la cárcel a cientos de morosos.

Los terrenos son suyos, los elige a placer y no importa que pertenezcan previamente a aguien. Lo mismo hacen su yernísimo, don Teodoro Obiang, su hijísima, Su Excelentísima, doña Constancia Mangue de Su Excelencia don Teodoro Obiang, su nietísimo, don Teodorín Nguema Obiang.

 

 

En un pueblo llamado Miñoman, ubicado a las afueras de la ciudad de Bata, concretamente entre el aeropuerto y la ciudad de Bata, encuantran un lindo terreno. Les gustata. A saber: el Estado es Obiang y género; a saber, les gusta el terreno; a saber, lo quieren para sí; a saber, se lo cogen; a saber, se lo quedan; a saber, vallan el terreno, y dentro de éste y sin importarles para nada los propietarios originales, meten dentro de su vallado, el cementerio del pueblo, todas las plantaciones que incluyen árboles chocolateras y todo lo que ahí se tercie.

Cuando un día de esos Su Excenlencia mumá Coo encuentra que las mujeres del pueblo se adentraron en las lindes de su "propiedad-hurtada al pueblo" para la recolección del chocolate como vienen haciendo desde hace generaciones y generaciones, con toda su magnanimidad, Su Excelentísima no tiene más inconveniente en ordenar requisar todos los cestos de chocolate que se han llevado las mujeres a sus casas. Nos encontramos entre los cestos que los hay unos conteniendo el chocolate ya limpio y otros a medio limpiar. Pues, todo ese producto, directamente a los "Echocho"; o sea coches patrulla militares.

Ni se le ocurra a ninguna mujer del pueblo quejarse o será igualmente embarcada en el "Echocho" como carga. No en vano Su Excelentísima, la Primera dama damísima de la nación Ecualandia ha ordenado prohibir la importación de todo tipo de víveres de Camerún so pena de cárcel. Toda Guinea Ecuatorial debe proveerse de alimento a través de sus tiendas y abacerías que se nutren del género de sus huertos personales.

 

¡Me encanta mi país. Sí señora, así se protege la marca nacional!

 

 

Seguimos con la casera mayor del reino de Akuacam

Se hace acompañar por agentes de la seguridad del Estado. Sus vehículos miliatares más preferidos son el "Echocho" o "cangrejo", llámese Ngongongô.

El de ese despligue de seguridad es que si el inquilino no abona la mensualidad según lo convenido, nada más exclama mamá Okomo a los cuatro vientos: ¡dios mío, no tengo a nadie que se ocupe de mí en este país!, saleno los esbirros que la acompañan, agarran al inquilino por los sobacos, sin que a penas pise el suelo, se lo llevan y lo meten en el "Echoccho", dígase, en el furgón militar y asunto zanjado.

Aquí no es necesaria la intervención de ningún agente judicial, ninguna denuncia previa. Aquí la justicia se dirime a instancias de mamá Okomo. No hay recurso, apelación ni niño muerto. Nada que negociar: No has pagado el alquiler, pues, a la cárcel.

Cómo me gusta la dictadura, basta con tener algún padrino en las altas esferas para arrogarte potestades que ni en sueños tendrías. Y qué mejor que ser la madre de la Primera dama damísima para hacerte con los mejores terrenos que te antojen en Ecualandia.

 

Esto lo recoge el Instituto Elcano el 26 de enero del 2010: "Otro ámbito social donde se han generado transformaciones importantes en la era del petróleo es el del territorio y el uso del suelo. El abandono de las zonas rurales, unido a la construcción o reconstrucción de infraestructuras públicas, la edificación de numerosas viviendas y las demandas de suelo de las empresas extranjeras, están provocando numerosos procesos de recalificación de terrenos, de expropiación forzosa y de acumulación de tierras. La cuestión del acceso a la tierra está convirtiéndose, en la era del petróleo, en un espacio más donde se juega la hegemonía del grupo que ocupa el gobierno. Es éste el que se está haciendo con grandes extensiones de tierra, a menudo después de la expropiación forzosa y sin compensación a sus anteriores ocupantes, y el que satisface las demandas de suelo de las grandes compañías".

La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.
La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.
La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.
La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.
La casera mayor del reino de Akuacam, Guinea Ecuatorial.