Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Mentiras, excusas, escapatorias, subterfugios utilizados por los hombres

com

 

 

 

homme¿Tu hombre se encuentra siempre con buenas razones para no verte? ¿Cree firmemente en esas excusas falsas y queda convencido de que eso funciona, que vas a creer una vez más en él?

 

Ante el deseo patológico que tiene la mayoría de hombres por mentir a la mujer, en este texto, encontrarás que se ha tenido la intención de enumerar unas cuantas mentiras y subterfugios muy evocadores.

 

Un día me dijo un hombre: Nosotros no mentimos, sino que adaptamos la verdad.

 Aquí les presento pues las situaciones de las “verdades puras adaptadas”:

¡Recuerda!

Esta promesa, ciertamente mentirosa, una mentira clásica, muy utilizada por el género masculino puede ser la preferida de muchos. Si tu hombre actual te dice:
"Te llamo mañana o te llamo cuando llegue a casa"– Prometido, Te llamaré – , "ok nos jmantenemos en contacto"..., "sí, no hay problema, nos tele..."

¡NO LE CREAS! Ya que para un hombre que se considera de categoria y casi todos se consideran de categoria, recuerda, eso quiere decir NO TE LLAMARÉ.

 

Una pequeña variante:

Ella: - ¿Nos vemos este fin de semana?

Él: - Por qué no. Mira, te lo confirmo mañana.

De nuevo, esto es debido al puro gusto por la comunicación, la artimaña total sirve para evitar darte una respuesta rápida, lo que le permitirá tomar tiempo necesario para reflexionar por el cómo y sobre todo para encontrar una excusa con la que evitará aceptar tu propuesta de veros ese fin de semana.

 

"Te lo juro, mi teléfono móvil no tenía batería, se me olvidó recargarlo ayer y me encontraba fuera de casa a la hora que tenía que llamarte".

 

Es difícil sospechar aquí una mentira, tratándose de una persona que, supuestamente, te quiere. Este ingrediente en la cocción de la mentira y las falsas excusas, es válido para todas las salsas.

 

Las víctimas son de todas las edades, desde adolescentes a mujeres más maduras. Nadie se escapa a esa mentira. Los hombres, algunos hombres, han depurado tanto las técnicas en esa mentira que ya se la sirven a sus víctimas sin siquiera pensársela.

 

También está la versión: “No pude contactar contigo este fin de semana, se me olvidó en la oficina  el maletín y en él tengo el teléfono y el portátil; todos mis papeles...

 

Aquí, salvo que el señor en cuestión, a parte del número de teléfono, la dirección e-mail, tenga también la dirección del domicilio de su víctima, podría quedar fácilmente en evidencia si viven en la misma ciudad; las llaves de su oficina o la posibilidad de que un conserge le habra dicha oficina le pondrían en ridículo.

Él: - Lo siento, no he recibido tu mensaje, no he escuchado tampoco  mi contestador.

 

Raro, no he visto tu mensaje(de texto tuyo, de él) en mi buzón mail(en el portátil de ella)

 

¿Has podido darte cuenta alguna vez de cuánto a ese hombre se le dan mal las nuevas tecnologías de la comunicación?

 

 

A menudo me es imposible leer o escuchar mi contestador, diche; o tal vez ha hecho una mala manipulación del mismo: "se me borraron tus mensajes, bla, bla, bla..., (yo no me creería eso, ¿y tú?).

 

- Lo siento mucho, tuve que apagar mi portátil por pura impotencia- ..., dice él.

 

- Siento mucho lo de tu llamada, mi teléfono estaba en silencio y me olvidé de ponerlo de nuevo en modo normal después de la reunión.

¿Y por qué nunca lo pone en modo silencio cuando estáis juntos en un restaurante o paseando o pasando alguna tarde los dos solos?

- "Tengo un montón de trabajo".

Excusas estúpidas de alguien que no tiene ganas de verte, pero tampoco tiene ganas de decírtelo porque le interesa seguir en contacto contigo cuando le apetezca.
 

No se sabe bien si queriendo o sin querer deja caer cierta duda de si tiene otra mujer que ver antes que a ti.

 

- "Me desplazo toda la semana por trabajo, ahí también he pasado el fin de semana"

También en este punto, la parte donde refiere estar muy ocupado, sobre cargado de trabajo, reuniones, seminarios, exposisciones, etc, son escapatorias masculinas con ligeras variaciones, pero con el mismo trasfondo: la mentira.

 

Él: - Lo siento mucho, esta tarde tengo verdaderamente mucho trabajo acumulado, me quedaré en casa para ir aligerándolo.

Ella: - Oh, pero, ¿no es tu coche el que está aparcado en frente de nuestro restaurante favorito?

 

Él: - Estoy invitado a cenar con unos amigos esta tarde.

Ella: - Demasiados amigos.

O más fuerte aún.

Él: - Me han invitado a pasar todo el fin de semana donde unos amigos. Es raro que mis amigos me inviten para todo el fin de semana...., domingo por la tarde, sí, pero del viernes por la tarde al domingo por la tarde....,  sí, ahí viven los amigos.

 

Él: -Estoy con mis hijos.

Ella: - Un padre muy cariñoso, caballero... No, no lo sientas, tango algo preparado previsto para esta tarde.

Él: - una cena, una cita, los amigos. ¿De qué se trata?..., no puedo esta tarde, he quedado en cenar en familia.

Parece un buen chico, amable y generoso con su familia.

 

Por último están las mentirijillas estilo “mala fe”.

... Pero, yo jamás he dicho eso.

... Eso nunca lo he dicho así.

... Yo jamás te he mentido.

... Ese no soy yo.

 

 

 Una lista de mentiras masculunas hacia las mujeres.

 

"Entre mi esposa y yo ya no hay sexo, estamos juntos por los hijos, somos como hermanos"

1. Te quiero mucho. Por excelencia la más usada. Más si están haciendo el amor.

 

2. No es lo que tu estás pensando. El gran clásico de todas las épocas.

 

3. Tranquila mi amor, esto no te va a doler. Aprieta el culito. Mentira, sí que va a doler.

 

4. Entre mi esposa y yo, ya no hay sexo, estamos juntos por los hijos, somos como hermanos.

 

5. No hay nada entre mi ex esposa y yo, solo somos súper amigos. Falso los súper amigos también tienen sexo.

 

6. He estado muy ocupado, no he tenido tiempo de nada, yo te llamo la semana que viene cuando resuelva todo. Falso busca otra ruta, te saldrán plumas esperando.

 

7. Te juro que no estoy enamorado de ella, solo fue una aventura, te lo juro por mi madre que está en los cielos…. ya terminamos y no la he vuelto a ver.

 

8. Sabes desde que te conocí he cambiado, porque tú me llenas plenamente. Falso los hombres no cambian sus patrones de sexo.

 

9. Todos los hombres no somos iguales, yo sí soy fiel.

 

10. Mañana te la traigo y tú misma le preguntas a ver si yo te estoy mintiendo. Falso pura manipulación para intimidarla.

 

11. Tú eres la única en mi vida en este momento, o no ves que estoy aquí contigo. Obvio que tú en ese momento eres la única a no ser que estén haciendo un trío.

 

12. Solo la puntita. Falso créame que hasta la espalda sentirá solo la puntita.

 

13. Con ella solo fue sexo, a ti te amo.

 

14. ¿Tú me crees capaz de arriesgar esta relación y la familia que hemos formado?. Con cara de dolido y ofendido, no olvides esa cara, mujer, es la más difícil de lograr.

 

15. ¿Tú crees que con tanto trabajo, luchando por ese contrato por el que tanto he peleado, voy andar pendiente de mujeres para echarlo todo a perder?.

 

16. Como se te ocurre pensar que te soy infiel así como estoy, sin dinero ni para tomarme un trago en la calle.

 

17. ¿Sabes a quien me encontré el otro día?... a fulanita. Por cierto, está gorda y media frita…… te manda saludos. Falso ella no manda saludos.

 

18. Dudas de míííí… te juro que no te estoy mintiendo.

 

19. Dame tiempo… ya la voy a dejar, ella puede suicidarse, es una loca desequilibrada que me enredó. Falso, loca quedaras tú si le crees.

 

20. Cómo crees que yooo… me voy a enredar la vida con ese pedazo de PUTA. Falso precisamente eso es lo que más le gusta.

 

21. Aún estoy en la oficina, o no veas el increíble atasco que tengo delante mío. Puede que haya habido un accidente.

 

22. Deja los celos y la paranoia, que estoy solo con mis amigos y no estamos haciendo nada malo. Duérmete tranquila que en 2 horas estoy en casa.

 

23. Me voy con mis amigos por una semana a un torneo de golf. Falso no creo que disfrute solamente de la compañía de los amigos.

 

24. Hoy sábado tengo una reunión súper importante, todo el día, con un grupo de clientes extranjeros, tendré el móvil apagado.

 

25. DALE... DALE… SIGUE… SIGUE... Que yo te aviso. Miente, no siempre se avisa a tiempo ni se reacciona con tiempo. No siempre.

 

26.  ¿Estás segura que era yo?.

 

27. Me quede sin batería, no había cobertura, se me perdió el teléfono móvil, lo había dejado un rato en el coche.

 

28. Pídeme lo que tú quieras... la luna y las estrellas te las bajo… Falso ni los astronautas pueden hacerlo.

 

29. Ya no puedo vivir sin ti... Claro

 

30. Jamás te faltará nada a mi lado, serás mi reina, la más feliz del mundo. Ya

He aprendido aplaudir de nuevo gracias a mi hija. Me pregunté a mí mismo, ¿a dónde irán a  parar mis aplausos si no se los dedico a mi hija?
He aprendido aplaudir de nuevo gracias a mi hija. Me pregunté a mí mismo, ¿a dónde irán a  parar mis aplausos si no se los dedico a mi hija?

He aprendido aplaudir de nuevo gracias a mi hija. Me pregunté a mí mismo, ¿a dónde irán a parar mis aplausos si no se los dedico a mi hija?

He aprendido aplaudir de nuevo gracias a mi hija. Me pregunté a mí mismo, ¿a dónde irán a parar mis aplausos si no se los dedico a mi hija?