Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Ekounou, Yaoundé: una "ladrona de maridos" escapa de la muerte.

com
Ekounou, Yaoundé: una "ladrona de maridos" escapa de la muerte.

 

Después de un viaje abortado, Ingrid B. se dirigió al domicilio de su novio a quien encuentra en brazos de otra mujer.

 

La semana pasada, a una hora determinada, en un lugar llamado «Ekounou-impôt», Ingrid B. encontró a su prometido Elie M con otra mujer. Esta última estaba metida en la cama en traje Eva. Enseguida se desató la pelea.

 

Ingrid, como una tigresa hambrienta, saltó al cuello de su rival y empezó a estrangularla con todas sus fuerzas. La otra, asfixiada, pierde la conciencia. De ahí el pánico de su rival verdugo quien alerta al vecindario.

 

Para la historieta, todo comienza cuando el prometido cree que su novia Ingrid está de viaje. La naturaleza aborrece el vacío, así que aprovecha de esta ausencia para invitar a su otra  novia de nombre Marina a pasar una noche tórrida junto él.

 

Desgraciadamente, el viaje de Ingrid no tuvo lugar. Acostumbrada a pasar las noches con su prometido, Ingrid decide visitarlo a medianoche. Cosa pensada, cosa hecha.

 

Ella intenta dar una explicación a lo sucedido: "Al llegar a casa de Elie, llamé a la puerta y nadie me contestó. Sin embargo, la música sonaba en la casa y escuché voces hablando bajo dentro ".

 

Después de la insistencia, Elie abre la puerta a su pesar. Se sorprendió al ver a su novia ante sí. "Él quería impedirme la entrada; le empujé y me dirigí directamente a la habitación. En la cama, desnuda, estaba acostada una chica", prosigue Ingrid encolerizada.

Ekounou, Yaoundé: una "ladrona de maridos" escapa de la muerte.

 

 

La novia oficial entonces ordenó a la chica desalojar la vivienda como vino al mundo. pero la otra hizo caso omiso, se opuso a los requerimientos de la novia oficial diciendo que Elie no estaba casado ni con una ni con otra, ¿cuál de las dos estaba bebida? ¿Quién se ha comido qué? También es mi novio. No me muevo de aquí. Ven a sacarme  si eres capaz".

 

Ingrid no posortó aquellas palabras asesinas. Así, mientras se desataba la lucha entre las dos mujeres, Elie puso pies en polvorosa. Si no fuera por la intervención de los vecinos, Marina ya no sería de este mundo.

 

"Por suerte llegamos a tiempo. De lo contrario, estaríamos frente a una tragedia. La chica estaba ya entrando en coma, pero tuvimos la suerte de tener una enfermera en el lugar que pudo revivirla", dice un vecino bajo el anonimato.

 

Después de arduas negociaciones, los vecinos escucharon las razones de Marina y le pidieron desalojar la vivienda. La joven todavía desnuda tuvo que ponerse ropa prestada de una vecina, dado que no podía encontrar sus prendas después de la pelea.

 

Fue la misma rival la que le dio el dinero para taxi a Marina para que pudiera irse a su casa.

 

La novia oficial aprovechó la oportunidad para advertir a todas las chicas del barrio que iban a por su prometido. Entonces lanzó: «una mujer prevenida, vale dos».

 

Tras un cuarto de hora que pasó el mal trago, Marina parecía haber aprendido la lección para no volver a recibir la misma ducha fría.

 

 

 

Fuente: netafrique.net; New Vision/Mendip Mekata
Edición/Traducción: Bk

 

 

 

 

El Muni