Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

A la atención de Tvcored Cored: de camarera a la alta política de la oposición guineana en el exilio.

com

Para empezar, esto que publico hoy no es un desmentido, sino información para que no sude nadie especulando sobre mi nombre y mi persona.

 

 

A la atención de Tvcored Cored: de camarera a la alta política de la oposición guineana en el exilio.

No tengo contabilizadas las crisis en el seno de la CORED, ni sé cuántas CORED existen realmente. Yo vivo en mi burbuja, desde donde observo y opino a favor o en contra según se presente la cuestión sobre la que tenga que opinar.

 

 

No tengo nada que ocultar, ni nada me impide reunirme con quien estuviera dispuesto hacerlo conmigo. No sé quién ha escrito el artículo publicado en la cored.blogspot.es/.  CORED,  18-08-2015 en ACTUALIDAD.

 

Sabiendo que la CORED tiene más de una cabeza, no sabría decir cuál es la CORED titular de este blog, estaría bien que cada autor firmase sus artículos; así, nadie se devanaría los sesos por saber quién escribió qué.

 

Yo no estoy interesado en destruír ninguna organización política; incluso, no instaria a la desaparición del PDGE a pesar de considerar usurera a dicha organización ante el pueblo de Guinea Ecuatorial;  su reciclaje sí, o acaso su refundación.

 

No quiero enfrentamientos dialécticos en la oposición democrática. Eso, en ningún caso será el objetivo que yo persiga, sino la cohesión frente a la dictadura que desangra mi país.

 

Siempre digo que no está de más utilizar el lenguaje de manera correcta para hacerse entender. Llamar "compinches" a las personas con las que se encontró o se reunió doña Emilia Nchama en Madrid es sencillamente rizar el rizo.

 

Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, "compinche", en comunicación coloquial, es amigo, camarada. Podemos encontrar en su derivación al "amigote", del aumentativo de amigo; en forma despectiva, compañero habitual de reuniones muy divertidas y amigables entre personas, especialmente para comer, comida alegre y regocijada en extremo; y compañero de diversiones: ¿quién se ha divertido con doña Emilia y quién su compañero de diversiones, especialmente si son dañinas?

 

¿Quién es  sicario-socio (otra de las acepciones consignan al término compinche) de doña Emilia?

 

Compincharse (De compinche), dicho de dos o más personas: ponerse de acuerdo con malicia o picardía para actuar como compinches.

 

Sinónimos de compinche: amigo, ayudante, camarada, colaborador, colega, compañero, cómplice, secuaz.
 
¿Todo eso es lo que doña Emilia y yo somos?

 

Hechas estas puntualizaciones, me parece, hasta cierto punto, una falta de respeto y de consideración hablar en esos términos despectivos de personas que no conoces personalmente y, encima, desviar el asunto para echar balones fuera y no tratar  el hecho de fondo.

 

Como dije al principio de este texto, esto no es un desmentido, sino información para que la gente no ande especulando.

 

Bokung Ondo Akum, yo, fui invitado a Madrid por un amigo, hermano y compatriota, cuyo nombre no viene al caso. Lo que hacía meses me sugirió mi amigo, hermano, compatriota es una cuestión que me compete exclusivamente. Sobre eso, no le debo ninguna explicación a nadie. Ni tengo por qué darle explicaciones a nadie de por qué me reuní, ni con quién me reuní ni el para qué; estamos en España y esto es un Estado de Derecho que me asiste como ciudadano.

 

Llevo muchos años que no tengo ninguna relación ni comunicación con quien  fuera mi compañero en el Instituto Carlos Lwanga de Bata, don Fulgencio Engaga Oyogo Ntongono, a don Luis Esono Eyoma, salvo el contacto que tengo con él en Facebook, jamás antes lo había visto en persona; nunca antes había visto a don Enrique Nsolo; a don Fermín Nguema, solo el  "hola-hola", de las veces que he viajado a ver a mi familia a Zaragoza, no tenemos ninguna amistad, ni mucho menos compañeros ocasionales  de copas.

 

De la conocida como Emily Nchama Jahr, nunca antes tuve el privilegio de conocerla personalme, como para que  se pusiera en contacto conmigo, cuando ni siquiera esa mujer sabe cómo me llamo. Por lo tanto, no somos ni colegas ni compinches como el autor del artículo al que trato de informar lo dejó consignado.

 

Yo no me fui a Madrid por toda esa gente que he citado. Sí esperaba ver a otras gentes que no pudieron estar  por obligaciones personales; esas personas tampoco vienen al caso en estos momentos.

 

Estoy hablando de mí y de las persona cuyos nombres cored.blogspot.es ha relacionado conmigo.

 

Alguien, en la CORED que corresponda, debe dar explicaciones sobre quién o quiénes auparon a una camarera hasta la cúspide de una organización política, nada más ni nada menos que a la Secretaría General de la CORED que corresponda.

 

Lo que no puede ser es que promocionan a la mujer hasta colocarla en un pedestal, y cuando el engendro sale rana, se lo quieran culpar a otros solo porque pisaron donde pisó doña Emilia Nchama.

 

No me considero enemigo de ningún compatriota, y todos los partidos políticos democráticos de la oposición en el exilio, los tengo por míos en tanto en cuanto hagan bien las cosas. Y todo el mundo entenderá a qué me refiero por el hacer bien las cosas.

 

 

Siempre he abogado por la unión, la cohesión de la oposición guineana, cosa que ésta misma no está logrando ni mucho menos.

 

¿Sobre qué criterio se basó para alzar a la camarera hasta la cúspide de la CORED que corresponda?

 

Quien sostiene que doña Emilia Nchama contó con mi apoyo para hacer no sé qué, no solo no sabe ni tiene nada que decir; simplemente está mintiendo o está mal informado.

 

Consulte el siguiente artículo por el que he escrito este texto explicativo:

http://cored.blogspot.es/1439857625/en-la-cosina-de-obiang-nguema-jamas-/

 

 

 

 

Fuentes: Bk; http://cored.blogspot.es/1439857625/en-la-cosina-de-obiang-nguema-jamas-/

Edición: Bk

 

 

 

 

El Muni