Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Kanye West, el mayor egocéntrico del pop quiere ser presidente de EEUU.

com

He aquí una escena clásica de cualquier gala de premios culturales que se precie: Invitado entusiasmado sube a recoger un galardón, se salta la orden de reducir su discurso al mínimo y procede a meter la chapa del siglo entre llantos: agradece el premio a su madre, a su padre, a su cuñado y a todos sus antepasados, para rematar la monserga con una encendida defensa de la paz en el mundo...

Kanye West, el mayor egocéntrico del pop quiere ser presidente de EEUU.

 

 

Lo avisamos desde ya: Cualquier día de estos la cosa acabará en tragedia, con los Oscar y los Goya recurriendo a un francotirador para atajar de raíz los discursos expansivos…

 

Pero si usted cree que no es posible hacer un discurso de agradecimiento de más de un minuto sin matar el espectáculo televisivo, quizá es porque no ha visto el que dio Kanye West esta semana en la gala de los premios MTV.

 

Su speech no duró ni uno, ni dos, ni tres, ni cuatro, ni cinco, ni seis, ni siete, ni ocho, ni nueve, ni diez, ni once, sino ¡DOCE MALDITOS MINUTOS!, en lo que ya es un récord del mundo de la especialidad, el equivalente pop a esos discursos de 7 horas seguidas que daba el joven Fidel Castro cuando estaba en la cresta de la ola revolucionaria.

 

Salvo que Kanye West, la mayor estrella pop negra de la actualidad con permiso de Beyoncé, no habló del black power o de la revolución, sino de esas cosillas de las que hablan las estrellas en la era de las celebrities: de sí mismos/de sus gilipolleces.

 

 

Un hombre, un voto

A no ser, claro, que nos tomemos en serio la traca final de su hilarante homilía, cuando Kanye anunció que iba a presentarse a presidente de los EEUU en 2020. Hay quien se ha tomado su asalto a la Casa Blanca como un anuncio político; pero, ay, conociendo a Kanye, esto parece el último de sus egotrips, el lógico salto adelante en una carrera marcada por las declaraciones grandilocuentes y disparatadas.

 

Kanye West ya ha pasado a la historia de la música. Primero, y principalmente, por sus discos. Y segundo por el inaudito tamaño de su ego.

 

Esto último podría parecer anecdótico, dado la grandeza de su carrera musical, pero puede que no lo sea: es cierto que ser un líder mundial en lo musical no es sencillo, pero no es menos cierto que, en el mundo de las estrellas del pop, ser el número uno en lo egocéntrico es todavía más complicado; y en ese campo, Kanye no tiene rival.

 

¿Lo creen exagerado? Pues escuchen algunas de las maravillosas perlas soltadas por West en los últimos años:

 

"Todo el dinero de las mayores corporaciones sólo puede compararse con la relevancia que Kim [Kardashian, su mujer] y yo tenemos. Puede que no sea billonario, pero soy trillonario en relevancia”.

 

“Si dijera que no soy un genio, te estaría mintiendo. Y me mentiría a mí mismo”.

 

“Seré el líder de una compañía que acabará valiendo billones de dólares, porque tengo las respuestas, entiendo cómo funciona la cultura. Soy el núcleo".

 

"Intento contender mi narcisimo... Pero mi ego es mi droga. Mi droga. Soy mejor que todos vosotros. Besadme el culo”.

 

El problema de sus aspiraciones presidenciales es que han eclipsado el resto de su discurso MTV: una obra maestra en la que Kanye da vueltas una y otra vez sobre sí mismo para acabar entregando un mensaje que, leído por escrito, está más allá de la comprensión humana (¿hay algún egiptólogo en la sala para ayudar al redactor a descifrarlo?).

 

En defensa de Kanye hay que decir que el rapero reconoció haberse fumado un cigarrillo de la risa antes de perpetrar el speech. Puede que ahí radique la clave de todo este asunto: ¡Quién necesita un egiptólogo cuando tiene un canuto gigantesco para entender el significado profundo de los mensajes cifrados del rey del pop!

 

Así que… ¡qué mejor manera de rematar la función que transcribir el final del discurso de West! Atentos a la madre de todas las diarreas mentales sobre un escenario:

 

“Supongo que todos estaréis pensando ahora mismo: '¿Ha fumado algo antes de venir?'. La respuesta es sí, me he liado algo. Me he relajado. [pausa larga] No sé qué va a pasar esta noche. No sé qué va a pasar mañana, hermano. Pero todo lo que puedo decir a mis artistas, mis queridos artistas: Preocupaos solamente de cómo os sentís en el momento, [sic] tío.

 

Simplemente preocupaos por cómo os sentís y nunca [sic] –¿sabéis a lo que me refiero? Soy muy seguro. Creo en mí mismo. Somos millennials, hermano. Es una nueva –es una nueva mentalidad. No vamos a controlar a nuestros hijos con marcas.

 

No vamos a enseñarles baja autoestima y odio a nuestros hijos. Vamos a enseñarle a nuestros hijos que pueden valerse por sí mismos. Vamos a enseñarle a nuestros hijos a creer en sí mismos. Si mi abuelo estuviera aquí ahora mismo, no me dejaría dar marcha atrás.

 

No sé qué voy a perder después de esto. No importa, en realidad, porque no se trata de mí. Se trata de ideas, hermano. Nuevas ideas, gente con ideas, gente que cree en la verdad.

 

Y sí, como probablemente habréis imaginado, he decidido presentarme a presidente en 2020”.

En una palabra: ¡Weah!

 

 

 

Fuente: msn.com

Edición: Bk

 

 

 

 

 

El Muni.