Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Kwame Nkrumah, artífice de la independencia de Ghana.

com

¡Pobre África! Unos buenos  hijos la liberaron de las garras de los colonizadores europeos, después la cogieron otros que nadie sabe exactamente hijos de qué tierra son para violentarla, explotarla y esquilmarla de manera mucho más atroz que los antiguos colonos europeos.

 Kwame Nkrumah destaca entre los líderes africanos que en el siglo XX enfrentaron resueltamente la esclavitud colonial de las potencias europeas, lucha por la cual sufrió persecución y cárcel, y se convirtió en un dirigente venerado en Ghana y en todo el continente africano.

 

Cuando se acercaba la mitad de la centuria y después del holocausto que significó la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Gran Bretaña, una de las potencias vencedoras contra el fascismo alemán, se empeñaba en mantener su vetusto imperio colonial en suelo africano.

 

Los pueblos del continente habían hecho su aportación a la victoria de los aliados en la II Guerra Mundial. Miles de sus hijos combatieron palmo a palmo junto a los soldados de los ejércitos victoriosos, pero las metrópolis europeas que reclamaban libertades para sus pueblos las negaban a los africanos.

"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.
"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.

"Un estado en las garras del neocolonialismo no es dueño de su propio destino. Este es el factor que hace del neocolonialismo una amenaza tan grave para la paz mundial": Kwame Nkrumah.- El Muni.

 

 

La percepción en el continente era diametralmente opuesta a la de las autoridades coloniales. Los hombres que regresaban del frente traían ideas reivindicativas, y en ese contexto surgieron líderes que conducirían a sus pueblos en su lucha por la independencia.

 

 

GHANA EN LA HISTORIA

En el siglo XV los navegantes portugueses fueron los primeros europeos en llegar a África. Algunos traficantes arribaron a las costas de Ghana y establecieron factorías comerciales creándose los contactos iniciales entre la población autóctona y los extranjeros.

 

Casi de inmediato los portugueses extrajeron oro en grandes cantidades y por eso el territorio tomó el nombre de Costa de Oro. El interés mostrado por ese metal abriría las puertas a una explotación que se prolongaría durante casi cinco siglos.

 

Posteriormente, los europeos pusieron su atención en el comercio de especias y marfil, aunque sin dejar de lado ese negocio, se inclinaron por la trata de esclavos, más lucrativa.

Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.
Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.
Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.
Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.
Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.

Imágenes de El Castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América.- El Muni.

 

 

En el siglo XV los navegantes portugueses también habían llegado a Brasil, que se convirtió en su única colonia en América, donde los africanos eran vendidos a los dueños de las plantaciones agrícolas para trabajar en sistema de esclavitud.

 

Los daneses, franceses, holandeses, británicos, también asentaron sus puntos comerciales, protegidos por fortines contra sus rivales europeos o las sublevaciones de la población autóctona.

 

El castillo de Elmira, construido por los portugueses, servía a la vez de almacén de esclavos que esperaban su traslado a América. En la medida en que las potencias europeas establecían nuevas colonias en ese territorio y el Caribe se intensificaba el comercio de esclavos.

 

La Trata se prolongó durante los siglos siguientes, en que millones de africanos - hombres y mujeres- fueron arrancados violentamente de las áreas occidentales africanos, en un tráfico inhumano y atroz.

 

 

GRAN BRETAÑA

En el siglo XIX, 1821, Gran Bretaña impuso su poderío naval y se apoderó de toda la costa. Dos décadas más tarde, 1844, suscribió un Tratado con el Rey de los ashantis, la tribu que había resistido con más vigor la penetración europea. Los tratados firmados con las metrópolis eran papeles inservibles pues fueron burlados con total desfachatez.

 

Tanto era así, que unos treinta años después, en 1874, la Corona Británica estableció formalmente allí su colonia de Costa de Oro, y más tarde ocupó, violando el convenio, el reino de los ashantis e impuso en el norte del país el Protectorado Británico.

 

La ocupación británica reforzó la opresión colonial, tal como sucedía en las demás posesiones. Eran pisoteados los derechos de los nativos que veían partir hacia la metrópoli sus riquezas mientras se sumían en una continua pobreza.

 

En 1922, después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), tras la derrota de Alemania, la parte occidental de su colonia de Togo, pasó a manos británicas y su administración colonial recayó en Costa de Oro. Los dominios teutones en África fueron repartidos entre Gran Bretaña y Francia, que significó el fin de la presencia colonial de Alemania en el continente.

 

Siguieron largos años de explotación con énfasis especial en el monocultivo del cacao, bajo el control de capitales británicos y otros europeos. El país padecía un marcado atraso económico, educacional y sanitario con altos índices de mortalidad.

 

Esa situación provocaba el descontento popular y alarmados los colonialistas admitieron en 1946, a africanos en el gobierno de Costa de Oro, aunque sin el resultado que esperaban.

 

 

Dr. Kwame Nkrumah, el primer ministro de Ghana, con la reina Isabel II, y la princesa.- El Muni.

Dr. Kwame Nkrumah, el primer ministro de Ghana, con la reina Isabel II, y la princesa.- El Muni.

 

KWAME NKRUMAH

Nkrumah fue el hombre que sintetizó las aspiraciones libertarias del pueblo y su posición anticolonialista era conocida entre los grupos partidarios de la independencia.

 

En 1947 fundó el Partido Convención Unidad de Costa de Oro, que tenía como objetivo encausar la lucha contra el dominio de Gran Bretaña y lograr para su país una vida política independiente.

 

La respuesta de las autoridades fue arrojarlo a las mazmorras coloniales. Su encarcelamiento provocó airadas protestas. Desde entonces en  adelante, nada sería igual para la Corona Británica empecinada en mantener un sistema repudiado en África y en el mundo.

 

Después de su excarcelación en 1949, Nkrumah, al frente de los elementos más progresistas de la agrupación constituyó el Partido Popular de la Convención, e inició una abierta oposición al predominio colonial. Durante 1950 y 1951 se desarrolló una intensa campaña de resistencia cívica, conocida como acción positiva.

 

Nkrumah fue nuevamente encarcelado. Su partido pugnaba por la unidad nacional y la lucha contra la opresión. Numerosas manifestaciones públicas fueron duramente reprimidas por las tropas británicas dejando saldos elevados de víctimas mortales.

Kwame Nkrumah a la izquierda,  Patrice Lumumba a la derecha e imágenes de Nkrumah con su esposa en distintos escenarios.- El Muni.
Kwame Nkrumah a la izquierda,  Patrice Lumumba a la derecha e imágenes de Nkrumah con su esposa en distintos escenarios.- El Muni.
Kwame Nkrumah a la izquierda,  Patrice Lumumba a la derecha e imágenes de Nkrumah con su esposa en distintos escenarios.- El Muni.
Kwame Nkrumah a la izquierda,  Patrice Lumumba a la derecha e imágenes de Nkrumah con su esposa en distintos escenarios.- El Muni.

Kwame Nkrumah a la izquierda, Patrice Lumumba a la derecha e imágenes de Nkrumah con su esposa en distintos escenarios.- El Muni.

 

Los colonialistas se vieron obligados a ceder. La presión popular forzó la celebración de elecciones generales para una Asamblea Legislativa. Desde la cárcel Nkrumah obtuvo el triunfo de su Partido por aplastante mayoría, y liberado formó el gobierno. En 1952 se convirtió en Primer Ministro.

 

La parte occidental de Togo, administrada desde 1922 por Costa de Oro, pidió la unión al país. Cuando en 1957 se obtuvo la independencia, el Estado adoptó el nombre ancestral de Ghana. Al proclamarse la República, Nkrumah fue elegido presidente. Su legado de lucha no lo olvida su país ni África.

 

 

 

Fuente: rc/rcw/pl

Edición: Bk

 

 

El Muni