Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Si de verdad África aspira a la democracia, tienen que tomar el relevo en el poder los hijos y las hijas de papá y mamá, reemplazando a las hijas e hijos del clan o de la tribu.

En el continente negro, las prerrogativas del clan o de la tribu están por encima de una verdadera aspiración al Estado de Derecho.

Si de verdad África aspira a la democracia, tienen que tomar el relevo en el poder los hijos y las hijas de papá y mamá, reemplazando a las hijas e hijos del clan o de la tribu.

El concepto que se tiene del poder, del gobernante y/o la autoridad dentro del clan o la tribu en el continente africano es incompatible con la democracia.
 

Si nos remitimos a la historia reciente de África partiendo de los años 1960, los de la oleada de las independencias, hasta nuestros días, encontramos que el tribalismo no hace ninguna concesión a la apertura democrática en el continente.
 

Es más, el tribalismo está en la base de la mayoría de conflictos que laceran y lastran África.
 

Es el tribalismo el pilar cental que sustenta a gobernantes de su estirpe en el poder de por vida, la fragua que forja a pequeños, medianos y grandes genocidas habidos y por haber en el continente negro. Y en la base de todo ese fratricidio está la Santa Dote, protegida de manera inespugnable por notables y matriarcas, con la cantinela de que es el santo y seña de la cultura e identidad de los pueblos africanos. Eso es incompatible con la democracia.

 

Es la Santa Dote la que determina el linaje de cualquier nacido, o lo que es lo mismo, el clan o la tribu de pertenencia, de donde se toman las decisiones de Estado que afectan a cientos de millones de africanos y africanas.
 

En otras palabras, es lo que sostengo, la Santa Dote es la piedra angular de la estructura tribal africana.
 

Visto está que cuando en África el poder cae en manos de una determinada tribu o clan, el resto de la sociedad se convierte en parias o ciudadanos de segunda clase, cosa que no contempla la democracia.

África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.
África en imágenes.- El Muni.

África en imágenes.- El Muni.

 

Verlo del modo que lo veo, no me hace ninguna gracia, y me duele tener que decirlo siendo africano; pero, visto lo visto, no termino de vislumbrar el futuro del continente en democracia mientras la Santa Dote siga configurando linajes, filiaciones, adhesiones y sentimientos de pertenencia en detrimento de la sociedad plural.
 

La Santa Dote perpetúa el tribalismo, lo mismo que perpetúa en el poder a los gobernantes de su ascendencia, los respalda, los sostiene, y en ningún caso, por todas las prebendas y privilegios que al clan o la tribu le suponen tener a uno de los suyos al frente del Estado, puede permitirse relax alguno como para perder el poder.
 

Dicho poder, con la anuencia del clan o la tribu ha de mantenerse cueste lo que cueste para alegría y gloria de la tribu, una realidad a todas luces incompatible con la democracia.
 

En mi opinión, si de verdad África aspira a la democracia, tienen que tomar el relevo en la dirección de los Estados  del continente los hijos y las hijas de papá y mamá, reemplazando a las hijas e hijos del clan o de la tribu, que a fecha de hoy no hacen más que reprimir a sus conciudadan@s, esquilmar los recursos de África para nutrir tanto a sus tribus como a las potencias extranjeras, cooperadoras necesarias en la deriva del rico continente africano.

 

En el panorama político africano, incluso las formaciones políticas tienen señas de identidad claramente tribales.


Esta es ciertamente una situación desespenrante para mí, cuando veo la lucha por las libertades que despligan muchos africanos y africanas sin repararse en este hecho.


No nos llevará lejos la lucha por las libertades en África mientras se cuida la dictadura del clan y/o de la tribu como oro en paño.

 

Tenemos que elegir: el tribalismo o la democracia.

 

 

 

Bk

 

 

El Muni