Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Así eligen marido las mujeres nómadas del Tchad.

Una competición anual de cortejo. Aquí, lo que más importa no son las posesiones materiales -todos viven del ganado-, sino el saberse acicalar y dejarse ver apuesto y saludable ante las damas. Las mujeres se fijan también en quién luce mejor sonrisa y dentadura, en quién entorna mejor los ojos, o si los sabe guiñar, etc.

En la tribu wodaabe ellas deciden quien será su amor. Una vez al año celebran una ceremonia de cortejo para escoger a los mejor acicalados.

Así eligen marido las mujeres nómadas del Tchad.

La tribu nómada de los wodaabes apacienta el ganado en el desierto del Sahel, desde el norte de Camerún hasta Tchad, Níger y el noreste de Nigeria.


Cruzan países desgarrados por la sequía, la pobreza y la guerra, cobijándose en las estructuras más básicas con sus escasas posesiones, y dependen por completo de sus animales para sobrevivir.


Pero, a pesar de la dureza de su entorno, lo que más aprecian los wodaabes es la belleza, y una vez al año, los hombres visten elaborados trajes, se maquillan el rostro y bailan durante horas con la esperanza de encontrar el amor.


No es el lugar en el que uno esperaría encontrar personas obsesionadas por la estética. Pero cuando acaba la estación lluviosa, se reúnen para celebrar la belleza en el Gerewol, una ceremonia de cortejo de una semana, que da la vuelta a las nociones occidentales de política sexual.


La de los wodaabes debe de ser de las pocas culturas africanas que permiten a las chicas tomar la iniciativa y escoger prometido; e incluso las casadas tienen derecho a tomar como compañero a un hombre distinto.


En esta imagen, tres hombres wodaabes efectúan su danza ritual, el yaake, como parte del Gerewol.

 

 

Así eligen marido las mujeres nómadas del Tchad.

Un hombre wodaabe se despereza al alba en el desierto del Sahara. Los burros y un cobijo básico son sus únicas posesiones.


Wodaabe significa "gentes del tabú" y la tribu está compuesta por subgrupos de los fulanis y los tuaregs, pueblos que llevan siglos migrando por esta parte de África.

Así eligen marido las mujeres nómadas del Tchad.

Niños pequeños jugando en la arena mientras su madre se despereza. Esta mañana le toca al menor agitar la leche en una calabaza hasta convertirla en yogur.


Los wodaabes se alimentan principalmente a base de leche y mijo molido, té dulce y ocasionalmente carne de cabra u oveja.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Nada más amanecer, los varones wodaabes empiezan a prepararse para el Gerewol (una competición anual de cortejo) con meticulosa precisión.


Desde muy temprano la expectación va en aumento, puesto que algunos años se reúnen más de 1.000 miembros de la tribu para las festividades.


Los hombres se pintan el rostro con maquillaje fabricado a base de arcilla, piedras y huesos de animales machacados y convertidos en una pasta.


"He oído que algunos se pintan los labios con sustancias químicas obtenidas de las baterías, para resaltar la blancura de los dientes", comenta Zaidi.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Este wodaabe se está mirando en un espejo de bolsillo, un accesorio indispensable para los hombres de la tribu.


Se ha afeitado parte de la cabeza para alargar la frente y está probando a mover los ojos y enseñar los dientes, un aspecto de la danza que muestra los rasgos más deseables para las mujeres wodaabes.

Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.
Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.

Lo que otras culturas vienen haciendo de manera más o menos discreta, que al fin y al cabo eligen ellas, en el mundo wodaabes se viene haciendo desde hace milenios, en una ceremonia pública que celebran cada año, en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será luego su marido. Toda la iniciativa es de las mujeres quienes eligen con quién quieren vivir su vida, ellos a esperar a que les toque la fortuna.- El Muni.

Toda la comunidad participa en los preparativos y todos ayudan a los hombres a tener su mejor aspecto para la fiesta del Gerewol.


Las horas que los hombres pasan vistiéndose y maquillándose les han valido a los wodaabes el calificativo de "la tribu más vanidosa del mundo".

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Un hombre wodaabe muestra su intrincado maquillaje para la fiesta nocturna. Usa todo lo que encuentra: ocre rojo del suelo para pintarse la cara de naranja y una pasta hecha de tiza para resaltar la simetría de sus facciones.


La línea de los ojos y el color de labios los obtiene con huesos de garza carbonizados o con ácido de batería. A una parte del maquillaje se le atribuyen poderes mágicos y los wodaabes hacen todo lo posible por obtenerlo.


El polvo de color anaranjado para el rostro se obtiene cerca de una montaña especial próxima a Jongooria, en el centro de Níger, y algunos clanes de wodaabes emprenden un viaje de ida y vuelta de 1.400 kilómetros para aprovisionarse.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Un wodaabe se arregla para participar en el Gerewol. "La presión y la expectación son enormes, porque solo se organiza una vez al año y encontrar esposa es muy importante”" dice Zaidi. "Hay que hacerlo bien".

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Los hombres wodaabes realizan una de las primeras danzas del día, a la sombra de uno de los escasos árboles.


El hombre del centro establece el ritmo y dirige el canto, mientras los otros lo siguen, balanceándose de lado a lado, dando palmas y marcando el ritmo con los pies.


El clan se reúne en semicírculo, con las mujeres y los niños a la izquierda.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Los hombres wodaabes sonríen ampliamente para mostrar los blancos dientes. Las plumas de avestruz del tocado resaltan su estatura.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Una larga fila de hombres y muchachos wodaabes, ataviados con túnicas enjoyadas y coronas y plumas relucientes, se balancea rítmicamente hacia delante y hacia atrás.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Dos hombres wodaabes hacen un descanso en el baile para tomar aliento. El festival del Gerewol es una dura prueba de resistencia para los hombres, que bailan durante horas bajo un calor sofocante con la esperanza de impresionar a una mujer.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Este es el momento en el que, con un discreto gesto de la mano, una mujer escoge marido en el Gerewol.


"Todo ocurre con mucha sutileza y rapidez, ni siquiera lo mira a los ojos", explica Zaidi.


El festival es una actividad de varios clanes, en la que mujeres de linajes separados escogen hombres de clanes opuestos.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Ceremonia anual de los wodaabe del Tchad en la que sus mujeres eligen al más y mejor acicalado, quien será su marido.- El Muni.

Por la noche, las plumas de avestruz de los tocados masculinos parecen palmeras.


Las plumas se usan para hacer parecer a los wodaabes, ya de por sí altos y delgados, más altos aún.


Tras la festividad del Gerewol, los wodaabes volverán a su vida cotidiana de pastores nómadas.

 

 

Fuente: El País /
Edición: Bk

 

 

 

El Muni