Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Homenaje a quienes ayer dijeron no, con todas las consecuencias, y hoy siguen diciendo que no.

Homenaje a quienes ayer dijeron no, con todas las consecuencias, y hoy siguen diciendo que no.
Gente muy rara, son de lo que a penas queda, un exiguo y selecto grupo en vía de extinción al que rindo homenaje hoy: hombres y mujeres que mantienen firmes sus ideales, valores y convicciones.
 
 
Estoy hablando de esas personas que ayer dijeron no, con todas las consecuencias; hoy, siguen diciendo que no, porque nada les ha convencido para decir lo contrario.
 
 
Es la gente que ha renunciado a otros placeres, a las prebendas, a los privilegios..., puesto en riesgo su bienestar -si alguna vez le hubo- y el de sus familias; sus vidas amenazadas, porque sus convicciones son el timón de sus vidas.
 
 
Algunos prefieren que los demás les aplaudan cuando crean que se lo merecen, antes que exigir aplausos.
Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.
Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.
Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.
Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.
Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.

Los hay quienes prefieren ser tutelados en este mundo para ser libres en el más allá, cuandos solo se puede ser libre con los tuyos en esta vida, Mandela lo consiguió.- El Muni.

 
 
 
Les hay quienes prefieren asumir un suspenso antes que glorificarse con la chuleta.
 
 
Una estirpe que dice, 'antes muerto de hambre que vender mi alma al diablo'. Esa gente es única, y no ha cambiado su parecer ni con el paso de los años ni con las tentaciones.
 
 
Eso es de hombres y mujeres de palabra; la gente que vale tanto como su palabra. Aquí no hay disquisiciones ni contingencias de última hora. 'No es no', aunque la Tierra se parta en dos, 'no es no'.
 
 
Hay quienes en este mundo prefieren vivir en la miseria a ser tutelada.
 
 
Hay personas que prefieren la vida plácida junto a sus hijos a ser gente opulenta repudiada mañana.
 
 
Hay quienes prefieren poder decir lo que piensan libremente a una mente teledirigida.
 
 
Si usted dijo ayer que no, y ahora dice que sí, trate de convencerme que es una persona íntegra; trate de demostrarme que su mente no está tutelada y a cuántos conviene su cambio de actitud, si no quiere que le vea como un egoísta.
 

Los hay quienes prefieren los pequeños detalles nobles, los abrazos por empatía, a las aclamaciones populistas multitudinarias.
 
 
 
Bk
 
 
 
 
El Muni