Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Un joven de 19 años revela que una casada de 40 años le exigía 10 sesiones de sexo diarias.

Su marido le perdonó la infidelidad al  comprender el hecho de que ella tenía hambre de sexo mientras les separaba la distacia.

Un joven de 19 años revela que una casada de 40 años le exigía 10 sesiones de sexo diarias.


Un banco de espermas afirma haber visto a los amantes de Zimbabwe tener relaciones sexuales diez veces al día.


Un muchacho de 19 años llamado Trymore Chibwe decidió exponer y acusar a su amante, vendedora de espermatozoides, porque ella lo dejó por otro.


La mujer llamada  Memory Tete, es originaria de la localidad de Masango en Zimbabwe. Ella habría estado involucrada sexualmente con otros cinco hombres.


Relatando su terrible experiencia en el tribunal del pueblo, Tymore dijo:
«Todo empezó a ir bien en mi vida cuando Memory  me llevó a su casa, entonces estaba yo en el sexto curso. Me iba a la escuela mientras cuidaba el ganado por las tardes».



«Empezamos a tener relaciones sexuales en 2012 y llegábamos a 10 sesiones por día. Ella almacenaba los espermatoziodes y luego se iba a Sudáfrica para venderlos», dijo el joven.


También reveló que su padre les había sorprendido un día y alertó a la policía, pero el problema no se tomó en serio por la buena reputación de la mujer en el pueblo.


«Mi padre nos sorprendió en pleno acto en 2014. Estaba pasando y escuchó gemidos muy explícitos y se abrió paso en la casa en la que nos encontró desnudos.


Mi padre presentó una denuncia en la policía, pero nunca se tomó en serio porque ella es muy influyente socialmente», agregó.


Al término de  su séptimo año de escuela,  Trymore recibió 30 dólares de la mujer, en agradecimiento de los  servicios prestados.


Trymore afirmó que tras ese pago se fue a vivir con su tío, pero la mujer estuvo siguiéndole, pidiendo que volviese con ella, incluso llegó a ser testigo de cuando ella abortó.


Recordando cómo las cosas empezaron a irle mal, el joven de 19 años dijo:
«Los problemas comenzaron cuando Memory empezó a salir con Gedeón Mafana quien me amenazó y me echó. Yo seguí exigiendo mi dinero, pero Gedeón me amenazó y ahora no puedo satisfacer sexualmente a la mujer».
  

Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.

Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.



En respuesta a la acusación, Memory confirmó haber tenido relaciones sexuales con varios hombres, de entre ellos Trymore. Reconoció que se moría de ganas por tener sexo, porque su marido, Chamunorwa Hofisi, reside en Sudáfrica.


«Sobre las acusaciones de que trafico con espermatozoides, simplemente Trymore quiere encontrar maneras de empañar mi imagen después de enterarse de que estaba saliendo con otro hombre.

 

Trymore sigue acosándome para que me acueste con él y no niego que él me visitaba todo el tiempo, incluso durante el día, hasta que un día se enfrentó a uno de mis amantes», dijo la mujer.


La mujer de 40 años también negó estar involucrada en el tráfico de espermas diciendo:
«Mi visita a Sudáfrica no fue para vender espermatozoides como lo ha alegado Trymore, sino que estaba visitando a mi marido, que más tarde se enteró de mi aventura con Trymore. Pero mi marido ya me perdonó porque comprendió el hecho de que yo tengo hambre de sexo» mientras nos separa la distacia.



El jefe del pueblo, Caleb Masango, quien presidió la audiencia del caso lo remitió de vuelta a la policía después de las revelaciones que escuchó sobre aborto durante el juicio.

 


 

 

Fuente: netafrique.net; Afrikmag
Traducción / Edición: Bk

 

 

El Muni