Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Citas de madrugada.

Citas de madrugada.
Cuando se lo dije, me miró como si no fuera a mí quien mirase; giró sobre sus tacones sandalia y prosiguió su camino.
 
La seguí discretamente, o es lo que pensé; sin embargo, supo ella sin mirar atrás que la seguía.
 

El túnel de las mil y una pasiones.- El Muni.

En el siguiente cruce, viró a mano derecha, mientras hacía yo como si me hubiera agarrado la pájara durante la persecución. La verdad, me costó muchísimo mi burdo intento de hacerme el pasota, cuando ya sabía Su Señoría que la seguía.
 
Tonto remolón, me dije, cuando de repente resurgió como una exhalación de la misma esquina donde hacía un rato había desaparecido, o es lo que me pareció.
 
Si les soy sincero, sigo siguiéndola a fecha de hoy, y la seguiré siguiendo, hasta el final de los tiempos, porque la necesito, aunque no lo sepa.

 

 

Citas de madrugada.-
El Muni.

Me pareció verla con cara de pocos amigos, eso me escandaliza de un modo especialmente sensual, porque el beso de una mujer enojada es lo último que querría perderme en este mundo.


Es como el elixir de la supervivencia después de la desesperación, el golpe de muerte cuando ha decidido salvarte de las tinieblas.
 
No hace mucho me preguntó qué me gustaría desayunar esta mañana. Esa pregunta solo mi mente la puede escuchar. No sé si me entienden...
 
 
 
Un beso, la he respondido...
 
 
 
Bk
 
 
El Muni
Print
Repost
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: