Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Guárdate tu vida íntima, no se lo cuentes todo ni a tu mejor amiga: Terminé acostándome con el marido de mi mejor amiga tras contarme cómo se lo hacía.

Amistad, pasión, traición y sexo.
No fue culpa mía llevar al esposo de mi mejor amiga a la cama, ella misma me abrió el camino.

Una joven explica su loca aventura de amor.

Mahi y yo éramos amigas desde el instituto, en Bingerville. Estábamos en la misma clase haciendo el segundo curso, hasta que las dos fuimos admitidas en el INPHB (L'Institut national polytechnique Félix Houphouët-Boigny) de Yamoussoukro, Costa de Marfil.


Durante esa etapa, estuvimos en la misma especialidad, por citar algunos de los mejores momentos que  compartimos  en nuestra adolescencia.


Una vez obtuvimos nuestros diplomas, estuve empleada en una compañía eléctrica, mientras mi amiga consiguió un buen puesto en una línea aérea internacional.

Guárdate tu vida íntima, no se lo cuentes todo ni a tu mejor amiga: Terminé acostándome con el marido de mi mejor amiga tras contarme cómo se lo hacía.


A partir de ahí, ya a penas nos veíamos, pero cuando lo hacíamos, nuestros encuentros se convertían en verdaderas clases magistrales.  Hablábamos de todo.


Mahi estaba casada con un hombre muy atractivo capaz de hacer estremecer a cualquier mujer. Pero nunca me atreví a ponerle ojos encima, puesto que era el hombre de mi mejor amiga.


Durante uno de nuestros encuentros, le pregunté si su trabajo no estaba afectando a su matrimonio porque el mío se resintió a causa del trabajo de mi marido.

El trabajo le llevaba tanto tiempo que me divorcié del padre de mi hija de 6 años. Mi ex marido era marinero;  imaginar un por un momento el sufrimiento que yo soportaba. Estando casada, solo oficialmente, en realidad veía a la persona con la que compartía mi vida solamente una vez cada dos meses.


Mi amiga sin embargo me contó pues todas sus locuras amorosas, y que, incluso si tenía que ir a una misión por un mes, le bastaban tres revolcones con su pareja para completar la primera fase de su misión sin estresarse ni sufrir ansiedad por la ausencia de su hombre; y lo decía con tanta pasión...


Lo confieso, fue en ese momento cuando realmente deseé estar en su lugar, sólo por vivir algo de sus logros en el amor y en la cama.

 

Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.

Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.

Una noche me pidió un favor, quería que me llevara a sus niños conmigo el fin de semana, porque ella iba a viajar y su marido estaría ocupado. Acepté con mucho gusto como no podía ser de otra manera.
 

El domingo llevé a los niños de vuelta para dejarlos con su padre. Después de darme las gracias, el marido de Mahi me invitó acompañarlo al restaurar, iba a comprar algo de comer para sus hijos, ya que le había dado el fin de semana libre a la criada.


Vista esa oportunidad, yo le propuse irnos a mi casa para preparales rápidamente un plato de pasta italiana.


Se lo estuvo pensando. Un instante después, estuvo de acuerdo y nos fuimos. Pasó en mi casa que mientras yo estaba cocinando, él se pegó a mí. Previamente, con el calor que hacía, ya me había puesto un vestidito corto de estar en casa, con mucho acierto, lo que significaba que yo estaba relajada.


Confieso que mientras estuvimos hablando yo tenía una sola idea en mente: saltar sobre él mientras recordaba todo lo que me había dicho mi amiga Mahi. finalmente utilicé mis armas de mujer y él se quebró en mis brazos entregándose a mis deseos.


Mientras lo tenía en la cama, la comida se me quemó. No estoy orgullosa de lo que hice, pero mi amiga no había mentido, al contrario, decía la verdad. Su hombre en la cama es lo que desearía tener cualquier mujer.


Creo que si ella no me lo hubiera explicado con todo lujo de detalles, lo que he tenido con su marido no habría sucedido.


 

 

Fuente: Abidjan-immobilier.net
TRaducción / Edición: Bk

 

 

El Muni