Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

La vergüenza internacional de Senegal.

En el país hay unos 50.000 niños mendigos. Proceden de pueblos del interior o de países vecinos, enviados por sus padres a la ciudad para estudiar en escuelas coránicas que les obligan a pedir dinero por las calles. Es el caso del pequeño Omar

En Senegal hay unos 50.000 niños mendigos.


Proceden de pueblos del interior o de países vecinos, enviados por sus padres a la ciudad para estudiar en escuelas coránicas que les obligan a pedir dinero por las calles.

La vergüenza internacional de Senegal.

El equipo de la organización la Casa de la Estación hace ronda nocturna cada martes en su busca.

La vergüenza internacional de Senegal.

Omar Sow duerme en la estación de autobuses de Saint Louis. Se ha escapado de la daraa (escuela coránica) y lleva una semana viviendo en la calle sacando algún dinero como mozo de carga.

La vergüenza internacional de Senegal.

El equipo de la ronda nocturna de la Casa de la Estación, compuesto por Samba Ndong y Modu Samb, encuentra al pequeño Omar durmiendo en la calle al lado de una tienda.


Se acercan a él para hablarle y proponerle ir con ellos al refugio donde puede dormir en una cama.

La vergüenza internacional de Senegal.

Omar parece dudar a mitad de camino, pero finalmente se anima a ir con ellos.

La vergüenza internacional de Senegal.

Viaje en taxi hasta la Casa de la Estación. Es el mes de febrero, probablemente el mes más frío del año en Senegal.


La temperatura es de unos 15ºC  y el pequeño Omar solo lleva una camiseta.

La vergüenza internacional de Senegal.

Ya en la casa de acogida, Omar se dispone a entrar en la habitación en la que va a dormir.

La vergüenza internacional de Senegal.

El pequeño duerme en una de las ocho camas temporales de las que dispone el centro. Por la mañana, se despierta arropado en matas.

La vergüenza internacional de Senegal.

Al día siguiente de su llegada, Abdu Sy y Modu Samb hablan con Omar y le preguntan por los motivos por los que ha decidido escaparse de su escuela.


Al parecer, después de cinco años en la misma, huyó por los malos tratos que recibía.

La vergüenza internacional de Senegal.

La trabajadora social Thiéck Aw abre un informe sobre Omar que recoge la edad, procedencia y daara a la que pertenece. No sabe cuantos años tiene, pero lo cuenta en fiestas del cordero.


Aproximadamente tiene 10 años. Omar proviene del pueblo Keur Momar Sarr, de la región de Louga. Llegó a Saint Louis para estudiar en una escuela coránica.


La región de Louga es el lugar de origen de muchos de los migrantes senegaleses a Europa, un lugar castigado por las sequías y la pobreza.

La vergüenza internacional de Senegal.

Omar, con ropa nueva, espera sentado sin saber qué es lo que va a suceder con él.

La vergüenza internacional de Senegal.

Samba Ndong y Modu Samb llevan de vuelta a Omar en un taxi a la daara de Thierne Sadibou, en el barrio de Pikine, en San Louis.

La vergüenza internacional de Senegal.

Omar tiene que volver a la escuela hasta que se esclarezca si realmente el responsable de la daraa maltrata al chiquillo.


Una cuestión que el equipo de la Casa de la Estación se encargará de vigilar con visitas regulares.

La vergüenza internacional de Senegal.

Finalmente, encuentran al marabú de la daraa de la que ha escapado Omar, Thierne Sadibou, y le piden responsabilidades por tener un niño a su cargo durmiendo en la calle.

 

La vergüenza internacional de Senegal.


Le informan que se ha abierto un expediente por este suceso y le piden mayor cuidado con los niños a su cargo.

 

 

 

Fuente: http://elpais.com/elpais/2017/
Edición: Bk

 

 

 

El Muni