Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

No puedo evitar engañar a mi marido: La ausencia de amor en una relación, ¿hace infieles a las personas?

Por favor, ¿usted podría darle un consejo a esta mujer sin juzgarla?


Su historia:

No puedo evitar engañar a mi marido: La ausencia de amor en una relación, ¿hace infieles a las personas?
Esta es la primera vez que os escribo, así que trataré de ser lo más precisa posible en mis declaraciones.
 

Por favor, por razones obvias de protección de mi vida privada, no quiero que ustedes citen mi nombre.
 
 
Mi situación es bastante "compleja", pero..., como ya nacimos, estamos obligados a vivir, ¿verdad?
 
 
Estoy en una relación desde hace 6 años, casada y madre. He engañado a mi marido varias "pequeñas" veces en el pasado. Tuve un affaire con un antiguo colega.
 

La citada relación extramatrimonial duró mucho en el tiempo. Finalmente, tuve que romper con el colega cuando mi marido lo  descubrió todo..., aunque aquello me rompiera el corazón.
 
 
Decidí a partir de ese día no volver hacerle daño a mi marido...
 
Sin embargo, desde hace 1 mes mantengo una relación, con uno de nuestros proveedores, quien me solicitó en primer lugar, aunque por el momento la relación es solo platónica (sólo nos besamos y nos tocamos).
 
Él está provocando grietas en mi decisión de no volver a engañar a mi marido; la verdad, me está enamorando y tanto que no veo más que defectos de mi marido.
 
No tengo intención de divorciarme. Y antes de juzgarme, entender que cuando se tiene hijos, es difícil abandonar el hogar, incluso cuando el amor ha desaparecido.
 
 
Realmente sufro, pero tengo miedo a llevar otra vez una doble vida.
 
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.
Imágenes mujer marfileña.- El Muni.

Imágenes mujer marfileña.- El Muni.

 
 
También temo que una vez más mi marido se entere. Creo que sospecha algo, por cómo me observa y me vigila últimamente; presiento incluso que él revisa mi teléfono móvil durante la noche.
 
 
Lo que es verdad, ya no le quiero, él lo sabe; pero, si abandono la casa, no podré llevarme a mis hijos. Hará, seguramente, todo lo posible para quedarse con ellos.
 
 
Al mismo tiempo, también tengo el temor que mis hijos fueran a ser maltratados ​​por su (futura) madrastra. Todo eso me impide pensar serenamente.
 

La doble vida que yo quería evitar llevar estando con mi marido, la estoy teniendo ahora.
 
 
Por favor, ¿tienen algún consejo para mí? ¡Estoy un poco perdida y no sé qué escoger!
 
 
 
 
 
Fuente: ivoirematin
Traducción / Edición: Bk
 
 
 
 
 
El Muni