Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

No tienes ni remota idea de cuánto te quiero.

No tienes ni remota idea de cuánto te quiero.
No tienes ni remota idea de cuánto te quiero.
 
 
 
 
Tengo razones para vivir, tú;
caminos del devenir a seguir, junto a ti;
contigo, mi carrera puede haber llega a su fín;
tengo a quién guiñar el ojo, tú;
amor a compartir, contigo;
ilusionado, levantarme cada mañana, a tu lado;
atento a un consejo, el tuyo;
ganas de volver a casa,
porque me esperan, tú.
 
Tengo con quien hablar,
la soledad compartida me gusta, contigo;
¡con quien bailar, tú, mi lucero!;
a quien mis cuentos leer,
a quien hablarle al oído;
tengo razones para escribir,
porque me van a leer, tú.
 
Tengo razones para vivir,
tú, un universo solo para mí;
quien me reciba con una sonrisa, tú;
con quien cruzar El Muni a nado, tú;
¿con quién sino tú haría el amor en El Retiro?
¿Quién sino tú jugaría al escondite conmigo?
 
Cariño, ¿por quién lloraría en las despedidas?
Mi niña, ¿de quién sino tú esperaría llamadas?
De las falanges al tobillo, pies en sandalias,
me bebo los vientos, tus andares de colegiala,
desde que nos encontramos,
en el cruce de los caminos del devenir.
 
 
 
 
Bk
 
 
 
 
El Muni
Print
Repost