Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Zimbabwe: Una mujer casada con dos hombres, cuenta su historia (Conozcamos la historia y aprendamos).

«La razón por la que me casé con un segundo marido es porque Chimoto, realmente, ya no podía enviarme al séptimo cielo».

Zimbabwe: Una mujer casada con dos hombres, cuenta su historia (Conozcamos la historia y aprendamos).
Una vida en poliadria por las tierras de Robertinho Mugabe, Zimbabwe.

Jack Chako, reveló detalles sobre cómo ha progresado su relación con sus dos maridos, y también cómo ella ha llegado a sentirse sexualmente satisfecha.
 
El rotativo ZimPapers informó que la mujer de 30 años vive su vida es un lecho de rosas.
 
En cuanto a qué hace para obtener la máxima satisfacción sexual con sus dos maridos -Michael Hwita y Lifford Chimoto-, Chako dijo entusiasmada: «Somos una familia feliz, vivo con mis dos maridos y nos queremos, ellos a mí, como yo a ellos».
 
«Mis dos maridos son mis mejores amigos y van siempre juntos».
 
«Chimoto es el marido más mayor y Hwita el más joven».
 
«Me casé con el segundo, Hwita, porque Chimoto ya es de edad avanzada y es cada vez más débil en la cama».
 
«Cada uno tiene un rol distinto del otro y los amo a ambos».
 
«Tienen diferente fuerza. Chimoto recoge mucha leña para el hogar y limpia bien la casa, pero es débil en la cama; también es débil cuando se trata de defender a la familia».
 
«La razón por la que me casé con un segundo marido es porque Chimoto, realmente, ya no podía enviarme al séptimo cielo».
 
«Hwita está también técnicamente ocupado. Repara muchas cosas rotas, incluyendo teléfonos móviles y zapatos de goma, lo que le permite ganar dinero. Su mayor fortaleza reside en que es excelente y muy viril en la cama».
 
«Para ser honesta, en términos de derechos, deberes y obligaciones conyugales, prefiero a Hwita. Él me satisface».
 
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.
Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.

Imágenes de Zimbabwe.- El Muni.

 
 
«A veces siento pena por Chimoto, por eso le otorgo derechos conyugales simbólicos y lo aprecia».
 
«La regla consiste en que nadie sale de la habitación porque no esté prestando servicio. Si uno de ellos no está prestando pservicio, nos mira».
 
«Soy responsable de mis dos maridos. Se han acostumbrado a dormir uno al lado del otro en la misma cama; eso no les molesta, y aceptan bien el rol que a cada uno le corresponde desempeñar en la familia», dijo la madre de cinco hijos, tres de un matrimonio anterior y dos de este matrimonio poliándrico.
 
«Ninguno de mis dos maridos quiere abandonarme. Al principio solo tenía a Chimoto, pero me escapé y me fui con mis padres, porque Chimoto no me satisfacía; ya estaba cansada de acostarme con otros hombres sin compromiso. Pero él me siguió y estuvo suplicando, hasta que mis padres me pidieron volver con él».
 
«Entonces le di una condición, que yo tenía que tener otro hombre para ayudarlo en la cama y él estuvo de acuerdo. Así fue como obtuve al segundo hombre. Desde entonces, vivimos los tres felices y disfrutamos de nuestras vidas, aunque sabemos que la mayoría de las personas que nos rodean no aprueban nuestra elección», explicó Chako.
 
Los esposos Michael Hwita y Lifford Chimoto, dijeron que no tenían ningún problema para vivir con Chako como su esposa compartida.
 
Chimoto afirma: «Conozco mis debilidades y mis limitaciones; no me avergüenza reconocerlo, pues es ley de vida, y aprecio la decisión que ha sido tomada. Tenemos diferentes roles, la vida continúa y hay que vivirla».
 
En cuanto a Hwita, éste dijo: «No veo ningún problema. Ella nos ama a los dos y entendemos nuestra situación; respeto a Chimoto como el primer marido, pues le encontré aquí».
 
 
Y ustedes, ¿qué piensan de esta unión?
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Afrikmag; Imatin.net
Traducción / Edición: Bk
 
 
 
 
El Muni