Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Yaoundé:«si llegado el próximo martes y tú no estás tieso en la morgue, será que no me llamo Eloumou» Un hombre vaticina la muerte de su vecino tras una discusión, éste último muere 3 horas después en un accidente.

Una historia de miseria, de mucha tristeza, y con una fuerte dosis de brujería.

Yaoundé:«si llegado el próximo martes y tú no estás tieso en la morgue, será que no me llamo Eloumou» Un hombre vaticina la muerte de su vecino tras una discusión, éste último muere 3 horas después en un accidente.

Essama Ndzié François Xavier de  27 años, se rompió la cabeza y el cuello 3 horas después de que   Eloumou Gaspard (en fuga actualmente) le amenazara a muerte. 


El accidente tuvo lugar mientras el finado viajaba en una motocicleta con un amigo, el 30 de abril 2017, a las 23:00 horas, y falleció en el hospital distrital de Ngoumou (región central de Cameroun).

¡Increíble, pero cierto!

Todos los testimonios recogidos aquella mañana por el reportero de Camer.be, quien visitó el barrio Obam- Ongola, en el distrito de Yaoundé 3, son consistentes.


Según dicha información, el domingo 30 de abril, una discusión desatada a raíz de que el casero de 50 años, Eloumou Gaspard, cortara el flujo de luz en la vivienda del carpintero, Essama Ndzié François Xavier. 


La actitud del casero por cortar la luz opuso a los dos hombres entorno a las 20 horas.
 

Eloumou Gaspard, el primero, según se supo, junto a su mujer,  arrienda habitaciones donde el fallecido, Essama, vivía con su familia.  Y «volviendo a casa el domingo, a las 19:30 horas, Essama encontró a su esposa, Jeanne Logmo de 25 años en la oscuridad».


Preguntada por su marido, ésta respondió que el casero, Eloumou Gaspard, les había vuelto a corta la luz, porque exigía 1.500 Francos CFA para entregárselos a Cyril, el electricista del barrio que hace de técnico, ofreciendo «empalmes y conexiones de luz»  a unos y otros en todo el perímetro del barrio.


«Essama, inmediatamente buscó a Eloumou y le preguntó por el gesto de cortarles la luz. Los dos hombres se dirigieron entonces a la empresa subministradora», según dijo un vecino que requirió el anonimato.

Preguntada por Camer.be, Jeanne Logmo, la mujer del fallecido, dijo que parecía una simple disputa que se convirtió en pelea. Una pelea que tuvo como vencedor al carpintero e inquilino Essama Ndzié François Xavier, mucho más joven y robusto, dijo un testigo.


«Después de la pelea, el casero Eloumou regresó, se acercó a nuestra habitación, y le juró a mi marido que lo iba a enviar  a la gélida morgue, a más tardar, el martes 2 de mayo  2017».


Es más, Eloumou Gaspard le dijo a mi marido Essama: «si llegado el próximo martes y usted no está tieso en la morgue, será que no me llamo Eloumou», dijo la joven mujer llorando afligida, mientras sus hijos, ahora huérfanos, seguían preguntando inocentemente cuándo volvería su padre a casa, una versión narrada fielmente por varios residentes locales que fueron testigos de los hechos.

Mientras la viuda sollozaba apenada, de vez en cuando pasaba una mano cariñosa sobre el último hijo que tuvo con su marido, un inocente bebé de cuatro meses tendido en la cuna, ​​sin darse éste cuenta de la tragedia.


La pareja, que a la vista de la decoración de su vivienda debía llevar una vida sencilla y frugal, tuvo tres hijos de cuatro, de dos años y de cuatro meses respectivamente. En el origen de la pelea entre los dos hombres, se ve el trasfondo, se percibe la injusticia que se abatió sobre el matrimonio Essama.


Según la reconstrucción de los hechos llevada a cabo por los medios de comunicación, la factura eléctrica mensual de la pareja no llegaba ni a 1.500 francos CFA, ni el matrimonio tenía impagos.


«Había meses que cuando se iba a Mbalmayo, Eloumou venía a pedirme 1.500 Francos CFA para resolver algún problema, yo se los daba. Pero hasta la fecha, nunca me ha devuelto ese dinero, él me cargaba de gastos todos los días.


Por otra parte, cuando le propuse deducir ese dinero de la factura de luz, se negó categóricamente», declaró la viuda de Essama.

Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.
Imágenes de Camerún.- El Muni.

Imágenes de Camerún.- El Muni.

  La joven mujer prosiguió: «hemos estado pagando la corriente eléctrica todos los meses del año. Acabamos de pagar este mes de abril, concretamente el día 13.


Cuando Eloumou insistió, estando ausente mi marido, que yo le diera el dinero, le recordé que me debía 1.500 Francos CFA desde hacía meses; en lugar de resolver pacíficamente el problema, se enfadó y entró a cortar de nuevo la corriente eléctrica, cuyos empalmes se encuentran en su habitación».


Logmo Jeanne cuenta que entorno a las 21 horas, un amigo de su marido, propietario de una motocicleta, lo recogió en su casa; ambos tomaron el camino a Nsimalen, donde tenían que ir a un velatorio. En el trayecto, según cuentan, los dos hombres previamente optaron por dar una vuelta por Ngoumou.


Y según el padre del finado, quien cita  fuentes de la policía, tuvieron un accidente en la barrera policial de la ruta Yaounde - Ngoumou. «Chocaron contra las ruedas que se encuentran amontonadas en dicho lugar, donde  también está levantada un enrejado».


Mi hijo se dio con la cabeza y el cuello  al suelo sufriendo un traumatismo violento. Fue trasladado por la policía inmediatamente al hospital distrital de Ngoumou.

«A las 23 horas murió; la policía, tras indagar en la agenda de su teléfono, llamó a su esposa para informarla de la muerte de mi hijo», relata el Sr. Ndzie, padre del difunto, quien había hecho el viaje desde su pueblo a toda prisa.


Entre sollozos, la viuda añadió que al anuncio de la mala noticia,  el casero Eloumou hizo una llamada esa misma noche para decir a su interlocutor: «ha muerto (Essama Ndzié), y luego entró a restablecer la electricidad, antes de huir para evitar su arresto».

Además, sabemos que la casera (ausente en el momento de los hechos) de la pareja y su marido Gaspard Eloumou viven en Mbalmayo (Región Central), y no vienen a Yaounde si no es para ciertas gestiones.


Mientras tanto, a la espera del informe de la investigación abierta por la policía, han informado a la familia los planes de llevar a cabo el levantamiento del cadáver de Essama Ndzié François Xavier para enterrarlo el próximo viernes.



Esta es la triste historia de un hombre de 27 años que por las palabras satánicas (todo hay que decirlo) del marido de su casera, murió trágicamente en el espacio de tres horas, en la tarde del domingo, 30 de abril de 2017. Se va y deja a su suerte una mujer de 25 años con  tres hijos pequeños.




Fuente: Actucameroun.com
Traducción / Edición: Bk

 

 

 

El Muni