Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Confidencial: 'Ayudé a mi marido pagar mi dote, pero ...'

 
 
 
Cuando pienso que mi tío me había prevenido ...
 
Hola, me llamo Eunice, me gradué con una licencia en recursos humanos y comunicación, tengo 27 años, estoy casada y sin hijos.
 
Conocí a mi marido en el transcurso del 6º curso, en una escuela secundaria moderna en Abidjan, Costa de Marfil.
 
 
Después de nuestros respectivos estudios, me puse al servicio de mi tío, y trabajé en su empresa durante varios años.
 
Confidencial: 'Ayudé a mi marido pagar mi dote, pero ...'
Mi marido no tenía la oportunidad de ser contratado en una buena empresa., pues solo tiene hecho el bachillerato, y se las arreglaba con pequeños trabajos de rutina (albañil, zapatero, obrero, etc.).
 
Yo tenía la esperanza de que la suerte le sonriera algún día; pero, por desgracia, el único trabajo estable que podría tener antes de casarse era llevar una granja.
 
 
Yo le mantenía, le daba dinero de bolsillo, incluso fui a depositar su CV en algunas empresas esperando que lo contrataran a pesar de su nivel de estudios.
 
 
Pero por desgracia nada, mi familia le conocía pero no le apreciaba mucho. En 2012, habíamos planeado preparar la dote, pero un drama golpeó a mi familia, la muerte de mi padre ...
 
Fue un golpe duro de encajar, porque en 2011 ya había perdido a mi madre biológica como consecuencia de una enfermedad.
 
 
La vida no me ha sonreído con ese golpe; afortunadamente, estaba ahí la persona que yo amaba, quien me apoyó durante estos momentos de dura prueba y debo confesar que sin él me habría suicidado.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.
Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.

Imágenes de Costa de Marfil.- El Muni.

 
 
 
 
 
2 años más tarde…
 
Franck aún no había encontrado trabajo. El proyecto de la dote quedó stand bye. Con mi sueldo y mis ahorros preparamos la dote en 2014. Sobre un montante de 800.000 FCfas, él pudo poner solamente 50 mil.
 
 
Pero, por amor, estuve conforme. Me encargué de organizar la recepción y la ceremonia, me compré los trajes y todo lo que se había pedido para mi dote. Mi tío se había opuesto categóricamente a mi unión, pero lo hice según mi voluntad.
 
 
3 meses después de la dote nos casamos por lo civil y después una boda religiosa con el resto de mis ahorros.
 
 
Desde el matrimonio mi marido ya no busca trabajo, el que tenía en la granja lo dejó con el pretexto de que soy yo quien debería traer a casa lo suficiente para comer.
 
 
Una vez en nuestras discusiones me dijo lo siguiente: "Eunice no te pedí que pagases la dote, eres tú quien quería el matrimonio por lo tanto no me agobies".
 
 
Pago el alquiler de la casa, electricidad, agua, comida, incluso cuando la caja de cerillas termina en casa, soy yo quien la compra.
 
 
La guinda del pastel, me golpea sin razón y envía a las mujeres a casa.
 
Ayúdenme por favor ... ¡Quiero divorciarme para dejar este infierno!
 
 
Fuente: Emerald ASSAH / Afrikmag
Traducción / Edición:Bk
 
 
 
 
El Muni