Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Alojó un vibrador en el ano y acabó en el hospital.

Emma Phillips, la joven mujer en un hospital británico para que le extrajeran un vibrador del tracto rectal.- El Muni.

Emma Phillips, la joven mujer en un hospital británico para que le extrajeran un vibrador del tracto rectal.- El Muni.

Situación por lo menos molesta...

 

Emma Phillips, probablemente, experimentó la peor noche de su vida.

 

Según la prensa anglosajona, esta joven inglesa estaba haciendo el amor con su pareja cuando decidieron darle mayor vida a su acto sexual con un vibrador.

 

Pero utilizando el juguete sexual de manera intensa, éste se les escapó de las manos antes de desaparecer entre sus nalgas.

 

La pareja trató de recuperar el vibrador con diversos utensilios, en vano. Finalmente decidieron ir al hospital más cercano.

 

 Alojó un vibrador en el ano y acabó en el hospital.

 

«Fue horrible. Me sentí terriblemente avergonzada. El vibrador vibraba dentro de mi vientre».

 

Allí, los médicos lograron expulsar al objeto sexual, poniendo presión sobre el vientre de la mujer.

 

Finalmente, más miedo que daño para Emma, ​​quien ha escapado por poco de una operación quirúrgica.

 

«El personal médico me dijo que si no podía salir el accesorio por vía rectal, tendría que hacerlo pasar por mi intestino y extirparme parte del mismo. Realmente me asusté».

 

 

Fuente: Lebabi.net; netafrique.net
Traducción/Edición: Bk

 

 

El Muni