Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Análisis El Muni: Nigeria al borde de una guerra civil.

No parece que los demás Estados de la región, mucho menos la inútil Unión Africana, se preocupen o se tomen en serio, o no alcanzan calibrar el verdadero alcance del problema con que se enfrenta el gigante africano, la amenaza del más que probable desmorronamiento de Nigeria, si nada ni nadie lo remedia.

 

Mientras los vengadores del Delta de Níger tiran por el suroeste, Boko Haram tira por el noreste y traspasando fronteras, el ejército nigeriano, inmerso en corruptelas internas, maquilla datos sobre rescates de civiles en poder de la secta islamista.

 

Si tanto está haciendo el ejército nigeriano por poner fin al cautiverio de cientos de jóvenes en poder de Boko Haram -niños y niñas-, como difunden diariamente en los medios afines al gobierno, ¿dónde están las 192 niñas secuestradas por Boko Haram desde hace 2 años?

 

Imagínense lo que pasaría con las minúsculas repúblicas de Guinea Ecuatorial, Santo Tomé y Príncipe. Los estertores de agonía del gigante como Estado federal sacudirían no solo al continente africano, sino al mundo entero.

 

No hace mucho leí un informe que auguraba la desestabilización de Nigeria por parte de las potencias occidentales a cuenta de sus recursos, de entre los que destacan los petrolíferos.

 

Puede que usted no acabe creyendo lo que podría considerarse  banales rumores panafricanistas; pero, a uno se le queda ese regusto amargo de cómo un Estado de la magnitud económica y militar de Nigeria es incapaz de pararles los pies a un puñado de hombres armados como es el caso de Boko Haram.

 

Imágenes de la guerra de Biafra, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de la guerra de Biafra, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de la guerra de Biafra, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de la guerra de Biafra, Nigeria.- El Muni.

Imágenes de la guerra de Biafra, Nigeria.- El Muni.

 

Para quinenes no lo sabenNigeria, oficialmente la República Federal de Nigeria (en inglés, Federal Republic of Nigeria; en hausa, Jamhuriyar Taraiyar Nijeriya; en igbo, Ȯha nke Ohaneze Naíjíríà; en yoruba, Àpapọ̀ Olómìnira ilẹ̀ Nàìjíríà), es un país soberano situado en el África Occidental, en la zona del golfo de Guinea, cuya forma de gobierno es la república presidencialista.

 

En el caso de que Nigeria sufriera un cataclismo como consecuencia de una guerra civil, ¿qué sería de sus vecinos inmediatos como Benin, Tchad, Cameroun, Níger, las minúsculas Santo Tomé y Príncipe y Guinea Ecuatorial?

 

Si bien es cierto que mucho de lo que ocurre en las entreñas del gigante africano responde a la irresponsabilidad de las sucesivas administraciones de Nigeria desde su independencia, no menos cierto es que su estabilidad la pueden socavar las potencias occidentales que codician las riquezas de su subsuelo y no sería la primera vez que eso suceda.

 

Occidente ya lo ha hecho en Irak, en Rwanda, en la Rep. Democrática del Congo; Inglaterra misma fue la potencia occidental que puso en marcha la guerra civil nigeriana, la guerra de Biafra.

 

El territorio de Nigeria, un invento inglés, dentro del antiguo imperio de Benin, está compuesto por 36 estados federados y un distrito federal. Su capital es Abudja, con 1.178.568 habitantes, y su ciudad más poblada y anterior capital es Lagos, con 7.937.932 habitantes (según datos de 2006); hoy serían muchas más las personas que pueblan dicho territorio, lógicamente.

Solamente con que estornuden los más de siete millones de habitantes de Lagos, Yaounde, Libreville y Malabo estarían con una congestión de mil demonios en menos de 48 horas; pero, si se estornuda toda Nigeria, me temo que aún no ha nacido el antigripal que sacara al África Central de semejante gripe;  ni en un siglo estaría lista la región para dejar de sonarse los mocos.

 

 

La población en Nigeria aumenta

Nigeria acabó 2014 con una población de 177.475.986 personas, lo que supone un incremento de 4.659.469 habitantes respecto a 2013.

 

Nigeria está entre los países con más población del mundo, dentro del ranking de 196 estados que componen la tabla de población mundial de datosmacro.com.

 

En 2014, la población masculina ha sido mayoría, con 90.354.703 hombres, lo que supone el 50,91% del total, frente a las 87.121.283 mujeres que son el 49,09%.

 

Nigeria tiene una densidad de población media, de 192 habitantes por Km2.

Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.

Imágenes de Lagos, distrito federal, Nigeria.- El Muni.

¿Alguna vez llegó a vuestro conocimiento la guerra de Biafra (1967 –1970)?

 

Aquella guerra, germen del odio interétnico suscitado por la antigua metrópoli, Inglaterra, costó la horrenda cifra de 3 millones de vidas y dejó a Biafra en ruinas. Los países limítrofes con Nigeria como la Guinea Ecuatorial, pueden dar cuenta de lo que pasó durante y después de la guerra de Biafra con las poblaciones igbo, calabar y otras de Biafra.

 

Una guerra que el escritor nigeriano Chinua Achebe (1930-2013), en su obra “Things falling apart”, describe como el suceso más traumático de su vida.

 

Si me lo permite el polifacético escritor nigeriano que en paz dencanse, aun cuando la guerra tuvo su epicentro en Biafra, el trauma fue de proporciones continentales. Como africano, no puedo sustraerme al sufrimiento de ningún africano, a pesar de que yo, en ese tiempo, no tenía entidad como persona.

 

Desde la guerra de Biafra, Nigeria no es la misma: muchas familias se separaron, los nigerianos se dispersaron por el mundo en busca de mejores oportunidades de vida; muchos de ellos, jamás volvieron a pisar la tierra que les vio nacer.

 

En el Estado federal nigeriano de hoy, las diferencias y desaveniencias étnicas que llevaron a la guerra de Biafra no han desaparecido; mas, han surgido nuevos retos que amenazan la estabilidad del gigante africano, amenazas que los gobiernos nigerianos no han tenido el tino de paliar.

Nigeria, ¿al borde de la guerra civil?.- El Muni.
Nigeria, ¿al borde de la guerra civil?.- El Muni.
Nigeria, ¿al borde de la guerra civil?.- El Muni.
Nigeria, ¿al borde de la guerra civil?.- El Muni.

Nigeria, ¿al borde de la guerra civil?.- El Muni.

 

Aunque la principal causa de la guerra de Biafra no fuera el odio étnico entre pueblos nigerianos como los hausas y los igbos, principales actores  visibles de aquella contienda fratricida, mientras Inglaterra y Francia avivaban  el fuelle desde la sombra; pues, los ingleses queriendo seguir influyendo en Nigeria tras su independencia, manipularon las primeras elecciones democráticas que organizaron en el gigante africano para favorecer al líder que mejor representaría sus intereses en la ex colonia. Hoy en día, no cabe duda que las potencias europeas siguen queriendo fragmentar Nigeria por sus recursos.

 

Si se prueba que Boko Haram es financiado por Occidente, las evidancias y las conjeturas quedarán probadas por los hechos.

 

A todo eso, ¿qué hace la inútil Unión Africana, incapaz de anticiparse a lo que se avecina en Nigeria? Inmersa en sus preocupaciones porque se perpetúen las dictaduras del continente en el poder, la Unión Africana, en lo que llevamos desde su creación, no ha hecho más que el paripé.

 

Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.

Imágenes de Abudja, capital administrativa de Nigeria.- El Muni.

 

Pasan los años y los problemas se siguen larvando como es el caso de las reivindicaciones nunca atendidas de los lugareños del Delta de Níger, reivindicaciones que los sucesivos gobiernos de Lagos, ahora asentados en Abudja, han hecho oídos sordos y mirado a otro lado. Pero están ahí esos problemas.

 

Los nigerianos van adquiriendo otra visión del mundo desde que sus políticos optaron por encauzar el país en la senda de la democracia. Habrá que ver cómo los gobiernos democráticos nigerianos harán frente a los muchos retos con los que se enfrenta el país, sin pasar por la represión  y las torturas de los regímenes militares que hacían de Nigeria un erial humano.

 

Los biafreños no han olvidado el pasado: la guerra de Biafra horrorizó a la opinión pública mundial, puesto que el gobierno central decidió rendir por hambre a los sediciosos de Biafra.

 

Por su parte los dirigentes rebeldes dejaron pasar por alto varias oportunidades de firmar un armisticio, bajo la falsa esperanza de que los gobiernos occidentales les asistirían.

 

La mayoría de muertos fueron biafreños civiles que murieron de hambre o por falta de cuidados básicos.

 

La cuestión tribal en África es como el mundo del equilibrismo. El equilibrista  nunca ternina de encontrar una posición estable sobre la cuerda floja, aun cuando lleve a mano una barra para su estabilidad sobre alturas vertiginosas.

Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.
Imágenes de Nigeria.- El Muni.

Imágenes de Nigeria.- El Muni.

El ejército nigeriano miente y maquilla cifras sobre rescates a civiles secuestrados por Boko Haram.

Si el titular de la noticia de ayer, "El ejército nigeriano rescata a niños y a mujeres raptados por Boko Haram" fuera acorde a la verdad, ¿por qué en dos años no han corrido la misma suerte las 219 niñas secuestradas en la escuela de Chibok?

 

Que si el ejército dio caza a tantos fundamentalistas mientras Boko Haram sigue quemando aldeas enteras y exterminando poblaciones de civiles inocentes.

 

¿A quién engaña el gobierno nigeriano cuando su país está al borde de una guerra civil?

 

La irresponsabilidad de los sucesivos gobiernos de Nigeria en su  obstinada cerrazón a no atender las demandas y exigencias en derecho de las poblaciones del Delta de Níger desde que se extrae petróleo en esa zona nigeriana, es una bomba de relojería, presta a detonar en cualquier momento y dar al traste con la supuesta estabilidad del país más poblado del continente africano.

 

 

Si Nigeria ya empezó a caminar por la senda de la democracia, sus gobernantes deben hacerse a la idea: la contestación social no se resuelve con la represión, mucho menos con la tortura.

Abudja, 26 jul 2016.

 

El portavoz del gobierno nigeriano, el Coronel Sani Kukasheka Usman, informó hoy del rescate de 42 niños y 38 mujeres secuestrados por la secta Boko Haram en Gangere, estado de Borno.

 

Kukasheka Usman explicó que los soldados atacaron una reunión de los combatientes extremistas de confesión islámica, en esa remota aldea del norte de Nigeria.

 

El militar cifró en 42 los fundamentalistas que perecieron durante el enfrentamiento.

 

Según las fuerzas armadas, suman unos 10 mil cautivos de Boko Haram los  liberados este año; sin embargo, los medios de comunicación llaman la atención sobre el por qué esa suerte no la tuvieron las 219 niñas raptadas en una escuela de la septentrional localidad de Chibok hace dos años.

 

Ese secuestro masivo en abril de 2014 sorprendió a la opinión pública internacional, que repudió tal acción del grupo, el cual ahora actúa contra países vecinos de Nigeria.

 

Boko Haram se propone establecer un Estado basado en la interpretación extremista de la Sharia (legislación musulmana) en el norte de este país, que es multiconfesional, y para ello desata la violencia contra la población civil.

 

 

Opinión El Muni
Idea / Edición: Bk

 

 

 

 

 

El Muni