Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Citas de madrugada 43.

Citas de madrugada 43.

Como  pétalos de una rosa, tus labios sin pintar; me invitan a besos todos los días, mientras tu mirada en mí se posa como la luz de la vida.  Se abre tu mirada a mí, esos ojazos color tanganika, me absorben cuales remolinos inevitables.

 

Viajan mis nudillos  entre los fértiles valles y las exuberantes hondonadas en tu geografía de mujer, eterno anhelo del amado enamorado; de las cervicales a las caderas, recorro tu espalda a besines cual navegante surcando el cauce del Muni.

 

De tu ombligo el néctar de la vida bebo como elixir para mi eterna juventud, solo para amarte hasta la eternidad.

 

Cogidos de la mano, caminamos hacia el horizonte infinito bajo la bóveda arbórea que nos cobija al son del canto de los pajarillos que parecen alabar lo que nos sentimos.

 

¿Qué puedo hacer en la vida sin ti, amor, que en ti se  condensan mis deseos, habidos y por haber?

 

Esta noche duermo entre las fragancias del tierno abrazo de una mujer, tú.

 

 

 

Bk 

Print
Repost