Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

De N'djamena a Yamena hay un abismo: ninguneo occidental a lo africano, salvo sus recursos.

Yo, lo que percibo, la impresión que tengo, es de falta de respeto, veo falta de consideración, veo el menosprecio, veo afán y pretensión de seguir tutelando a los pueblos africanos como a menores de edad; veo actitud paternalista en los editores y las editoriales occidentales; lo veo en el academicismo occidental, el qué más da en sus agencias de noticias...

 

Huele a mala fé, sabe a ninguneo, eso  que hace el mundo occidental con respecto a la cultura e idiosincrasia africanas.

 
Mapa de África.- El Muni.

Mapa de África.- El Muni.

 

Veo una intencionalidad que se asienta con el complejo de superioridad en la idea de la supremacía de la raza, de la cultura predominante; veo ignorancia premeditada, la de hacer prevalecer unos modos sobre otros, unas formas sobre otras, la intención de colocar una cultura y una raza por encima de otras, etc, etc, etc.

 

A lo que voy: imaginemos escribir el nombre de la capital danesa sin su hache intercalada, lo que supondría cambiar Copenhague por Copenague; España sin la eñe sería Espana, lo que le quitaría esencia al país más grande de la península ibérica. ¿Daneses y españoles lo aceptarían?

 

¿Qué sería de México si lo cambiaramos por Méjico?

¿Los mexicanos lo aceptarían?

 

En los documentos oficiales quedan consignados los topónimos, las denominaciones de los países y sus capitales desde el momento en que estos son reconocidos por la comunidad de naciones.

 

Los europeos se afanan en ignorar la grafía correcta de las denominaciones de algunos enclaves africanos, tal que, mientras los marfileños escriben el nombre de su capital como Abidjan, los europeos lo ponen Abiyan; si es la capital federal administrativa de Nigeria, se arrogan el derecho de escribirlo como Abuya en lugar de Abudja...

 

Hacen lo mismo, tanto con el nombre del Estado como el de la capital del Tchad. En lugar de escribirlo anteponiendo la T, lo escriben llanamente Chad. Y uno se pregunta con qué derecho lo hacen...

 

La capital del mismo Estado es, desde siempre N'djamena, tal y como viene consignada en los documentos oficiales del Estado tchadiano ; pero, los occidentales se han tomado la libertad de escribirlo llanamente Yamena, ¿por qué?

 

Ya no me acuerdo dónde leí de pequeño que los nombres no se traducían; y si las lenguas modernas habladas en África son un legado colonial, ¿cómo las antiguas metrópolis pueden violar de esta manera tan flagrante las reglas y leyes  de su propio academicismo, cual establece que los nombres no se traducen, si de traducir se tratara?

 

Lo mismo pasa con muchos guiones de películas rodadas con protagonismo africano; introducen en los diálogos voces y hablas que no reconoce ningún africano, ¿por qué?

 

En España, mi nombre Bokung, resulta tan difícil de pronunciar cuando no es tan complicado como el Urkullu vasco, el Garrikoechea, etc.

 

Lo que pienso, molesta mucho que los africanos seamos lo que decidamos ser; y no me extraña, a estas alturas del siglo XXI, que la prensa española siga confundiendo Guinea Ecuatorial, su antigua colonia, con las otras dos guineas que existen en África, y no sin los motivos que he expuesto con anterioridad cambiaron los nombres de uno de los pueblos de la Guinea Ecuatorial, el annobonés.

 

¿Desde cuándo un africano se llama Madrid, Zamora o Sevilla?

 

La cartografía africana elaborada por occidentales está cargada de nombres que no consignaron los africanos. De hecho, si le echas un vistazo a Google para encontrar la capital tchadiana, la encontrarás como N'djamena, a menos que aceptes buscarlo como Yamena, o te encuentras con dos denominaciones. Eso me pare un insulto en toda regla.

 

España es España y no Espana, y con eso, ya lo he dicho todo.

 

 

 

Bk

 

 

 

 

El Muni