Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

EE.UU.: El bebé salió dos veces del vientre de su madre.

Por un tumor que amenazaba su vida, un feto fue sacado del útero de su madre para ser sometido a una cirugía, antes de ser devuelto de nuevo en el vientre de su mamá, hasta el final del embarazo.


«Los dos partos» se llevaron a cabo sin problemas y la pequeña LynLee, nacida el pasado 6 de junio en Texas, hoy está creciendo de maravilla.


Cuando la pequeña Lynlee nació el 6 de junio en el estado norteamericano de Texas, su madre, Margaret Boemer, en efecto, había «dado a luz» al bebé por segunda vez.

 

 EE.UU.: El bebé salió dos veces del vientre de su madre.

En la semana 23 de embarazo, el feto en cuestión había sido retirado del vientre de su madre para ser operado de un teratoma sacrococcígeo, un tumor en el coxis, antes de ser devuelto al útero. Lynlee  experimentó entonces un desarrollo normal. La intervención extrauterina duró solo una veintena de minutos.

 

Una segunda cirugía fue necesaria para eliminar los restos del tumor, ocho días después del «nacimiento del bebé por segunda vez». En esta ocasión, el alumbramiento se llevó a cabo por cesaria, 12 semanas después del primer alumbramiento, informó la CNN.

 

Todas las intervenciones se llevaron a cabo como estaba previsto, para alivio de los padres; este era su tercer hijo.


La niña estaba bien

 

Margaret Boemer y su compañero habían tenido efectivamente el dolor de perder al gemelo de Lynlee, muerto durante la primera mitad del embarazo. A este drama se sumó el diagnóstico del tumor sufrido por su hija, un diagnóstico establecido a raíz de una ecografía, a las 16 semanas de gestación.


Esta patología toca a un feto de cada 35.000. «Empieza destruyendo su corazón, con lo que corre el riesgo de serios problemas cardíacos.

 

Tuvimos que elegir entre dejar que el tumor se apoderase poco a poco del cuerpo de nuestra hija o darle la oportunidad de vivir», recuerda la madre.


Hoy Lynlee está perfectamente. «Estamos deseando ver cómo crece y lo que va a hacer», dice Margaret Boemer.

 

 

 

 

Fuente: WordPress
Traducción/Edición: Bk

 

 

 

 

 

El Muni