Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.

El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.

Si en lugar de luchar por el bienestar de los pueblos africanos y contra las oligarquías dictatoriales que vacían de recursos y personas el continente africano, el islamismo radical va sembrando el terror de manera indiscriminada entre los desheredados y no ha derribado ninguna dictadura, habrá que ir pensando en echarlo de África.

 

Si recordamos que la esclavitud africana empezó con los árabes mucho antes que con los occidentales, motivos suficientes tendrán los africanos para replantearse la existencia de una religión de origen árabe en su continente.

El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.
El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.
El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.

El áfrica negra se ha resistido casi siempre a la islamización.

 

La incompetencia de sus gobernantes, su falta de conocimiento y valoración de la diferenciación cultural del continente negro con respecto a culturas invasoras, hace hoy de África un continente agrietado por el que se filtran fanatismos como el islamismo radical.

 

El fanatismo islámico se está encontrando con un terreno lo más grade y fértil posible para sembrar sus radicalismos y sus odios.

 

La intransigencia e intolerancia del islamismo radical va poco a poco minando África en nuestras propias narices.

 

Y no parece que haya nadie que lo pueda frenar. Cosas de esa índole ni las ven los demagogos gobernantes africanos mientras estén pendientes de expoliar y ayudar expoliar sus países.

 

¡Panafricanistas de pacotilla!

 

 

El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.
El Islam no es africano, debe ser eradicado del continente africano.

Para mal o para bien, los africanos no sabemos luchar por nuestras libertades. Si no fuera así, 56 años después de aquella oleada de las independencias africanas en los años 60, África no seguiría siendo todavía coto privado de dictadores sanguinarios.

 

 

Cualquier ideología, religión o sistema político que no antepone el bienestar de las personas a su quehacer, debe ser derribado por todos los medios.

 

Si lo que el Islam quiere justificar con su violencia indiscriminada en África es hacer frente a las injusticias que hunden al continente en las desidualdades sociales y en la misería, debería empezar por derribar los gobiernos dictatoriales y corruptos, antes de atacar a poblaciones inocentes sumidas en la miseria.

 

Pero, si es en nombre de alguna divinidad por lo que el Islam siembra el terror entre la población deseherada africana, sugiero que se unan los africanos y le echen al Islam del continente, sobre todo, del África negra, donde tanto el cristianismo como el Islam son religiones foráneas.

 

Pues el islam surgió en la peninsula arábiga en el siglo VII de la era cristiana con la aparición de un tal Mahoma.

 

Por tanto, esa religión no es africana y no es aceptable que sus seguidores vengan a sembrar el terror en el continente africano en nombre de Dios, cuando nosotros los africanos siempre tuvimos y tenemos nuestros dioses.

 

 

 

Bk

 

 

 

 

El Muni