Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Los expertos predicen un éxodo masivo por el cambio climático desde Oriente Medio y Norte de África.

Pronostican el  éxodo de poblaciones de Medio Oriente y África por el cambio climático.

Berna, 3 may 2016.

 

 

Más de 500 millones de personas viven en Oriente Medio y el Norte de África, una región tórrida en verano y donde el número de días de calor se ha duplicado desde 1970.

Un nuevo estudio vaticina que parte de esta región puede volverse inhabitable debido a la progresiva subida de las temperaturas.

 

"En el futuro, el clima en gran parte de Oriente Medio y el Norte de África podría cambiar de manera tal que la existencia misma de sus habitantes esté en peligro", dice Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.
 

Varios migrantes escapan de las autoridades francesas antes de intentar tomar un tren en su ruta hacia Inglaterra, en Calais (Francia). EFE.- El Muni.
Varios migrantes escapan de las autoridades francesas antes de intentar tomar un tren en su ruta hacia Inglaterra, en Calais (Francia). EFE.- El Muni.
Varios migrantes escapan de las autoridades francesas antes de intentar tomar un tren en su ruta hacia Inglaterra, en Calais (Francia). EFE.- El Muni.
Varios migrantes escapan de las autoridades francesas antes de intentar tomar un tren en su ruta hacia Inglaterra, en Calais (Francia). EFE.- El Muni.

Varios migrantes escapan de las autoridades francesas antes de intentar tomar un tren en su ruta hacia Inglaterra, en Calais (Francia). EFE.- El Muni.


Lelieveld y sus colegas han investigado cómo se desarrollarán las temperaturas en Oriente Medio y el Norte de África en el transcurso del siglo 21.

 

El resultado es profundamente alarmante: Incluso si la temperatura de la Tierra se incrementara en un promedio sólo dos grados centígrados en comparación con los tiempos pre-industriales, la temperatura en verano en estas regiones se incrementará en más del doble.

 

 

A mediados de siglo, durante los periodos más cálidos, las temperaturas no caerán por debajo de 30 grados por la noche y durante el día podrían elevarse a 46 grados centígrados.

 

A finales del siglo, temperaturas del mediodía en los días calurosos, incluso podrían subir a 50 grados centígrados. Otro hallazgo: Las olas de calor podrían producirse diez veces más a menudo que lo hacen ahora.

Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.- El Muni.
Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.- El Muni.
Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.- El Muni.
Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.- El Muni.

Jos Lelieveld, director en el Instituto Max Planck de Química y profesor en el Instituto de Chipre.- El Muni.

 


Además, la duración de las olas de calor en el norte de África y Oriente Medio se prolongará de forma espectacular. Entre 1986 y 2005, el período promedio era de alrededor de 16 días, pero a mediados de siglo, el tiempo será inusualmente cálido durante 80 días por año.

 

Al final del siglo, hasta 118 días podrían ser inusualmente cálidos, incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeran de nuevo después de 2040.



"Si la humanidad continúa liberando dióxido de carbono como lo hace ahora, las personas que viven en  Oriente Medio y el Norte de África tendrán que esperar unos 200 días inusualmente cálidos, de acuerdo con las proyecciones de los modelos", dice Panos Hadjinicolaou, profesor Asociado en el Instituto Chipre y experto en cambio climático.

 

Panos Hadjinicolaou, profesor Asociado en el Instituto Chipre y experto en cambio climático.- El Muni.

Panos Hadjinicolaou, profesor Asociado en el Instituto Chipre y experto en cambio climático.- El Muni.

Mayor presión migratoria

El investigador atmosférico Jos Lelieveld está convencido de que el cambio climático tendrá un gran impacto en el medio ambiente y la salud de las personas en estas regiones.

 

"El cambio climático empeorará significativamente las condiciones de vida en el Oriente Medio y en el Norte de África. Olas de calor prolongadas y tormentas de polvo del desierto pueden hacer algunas regiones inhabitables, lo que sin duda contribuirá a la presión para emigrar", dice Jos Lelieveld en un comunicado.



El equipo de investigación, recientemente, también publicó los resultados del aumento de la contaminación atmosférica por partículas finas en el Oriente Medio.

 

Se encontró que el polvo del desierto en la atmósfera sobre Arabia Saudita, Irak y en Siria se ha incrementado hasta en un 70 por ciento desde principios de este siglo.

 

Esto se debe principalmente a un aumento de las tormentas de arena, como resultado de las sequías prolongadas. Se espera que el cambio climático contribuirá a nuevos aumentos, lo que empeorará las condiciones ambientales de la zona.



En el estudio publicado ahora, Lelieveld y sus colegas compararon los datos climáticos de 1986 a 2005 con las predicciones de 26 modelos climáticos durante el mismo período de tiempo.

 

Se demostró que los datos de las mediciones y las predicciones del modelo se corresponden muy bien, por lo que los científicos utilizaron estos modelos para proyectar las condiciones climáticas para el período 2046-2065 y el período 2081-2100.

 

En el estudio publicado ahora, Lelieveld y sus colegas compararon los datos climáticos de 1986 a 2005 con las predicciones de 26 modelos climáticos durante el mismo período de tiempo.

 

Los investigadores basaron sus cálculos en dos escenarios futuros: En el primer escenario, denominado RCP4.5, se supone que las emisiones globales de gases de efecto invernadero comenzarán a disminuir en 2040 y que la Tierra va a ser sometida a calentamiento en un 4,5 vatios por metro cuadrado a finales del siglo.

 

Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.
Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.
Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.
Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.
Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.
Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.

Imágenes sobre efectos del cambio climático.- El Muni.

 

El escenario RCP4.5 se corresponde aproximadamente con el objetivo fijado en la última cumbre del clima de la ONU, lo que significa que el calentamiento global debería ser limitado a menos de dos grados centígrados.
 


El segundo escenario (RCP8.5) se basa en la suposición de que los gases de efecto invernadero seguirán aumentando sin más limitaciones. De acuerdo con este escenario, la temperatura media de la superficie de la Tierra se incrementará en más de cuatro grados centígrados en comparación con los tiempos pre-industriales.



En ambos escenarios, se espera que el mayor aumento de la temperatura en el Oriente Medio y el Norte de África se produzca durante el verano, cuando ya está muy alto, y no durante el invierno, como es más común en otras partes del mundo.

 

Esto se atribuye principalmente a una amplificación del calentamiento del desierto en regiones como el Sahara. Los desiertos no amortiguan bien el calor, lo que significa que la superficie caliente y seca no puede enfriarse por la evaporación del agua del suelo.

 

Dado que el balance de energía superficial es controlada por la radiación de calor, el efecto invernadero por los gases tales como dióxido de carbono y vapor de agua aumentará de forma desproporcionada.



Independientemente de cuál es el escenario de cambio climático que se convertirá en realidad, tanto Lelieveld y Hadjinicolaou están de acuerdo en que el cambio climático puede dar lugar a un deterioro significativo de las condiciones de vida para las personas que viven en el norte de África y Oriente Medio, y en consecuencia, tarde o temprano, muchas personas pueden tener que abandonar la región.

Fuentes: www.publico.es; EUROPA PRESS

Edición: Bk

 

 

 

 

 

 

El Muni