Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

No tienes ni remota idea de cuánto te quiero CXX.

No tienes ni remota idea de cuánto te quiero CXX.

Cariño, hoy te lo cuento. Podría disculparme; pero, entonces se invalidaría lo que fuera mi propósito.

 

Por decirlo de alguna manera, diría que en un momento dado, en un lugar que ahora no citaré, a una hora determinada, quise mirar, y miré.

 

No se me fue la mirada, quise mirar porque merecía la pena mirar, y miré: dos tobillos, un par de tacones sandalia, andares de colegiala, caderas de la potencia del planeta en su órbita, sonrisa deslumbrante, como el último glaciar del ártico derritiéndose, la nieve en la cumbre del kilimanjaro; ¿ser humano alguno evitaría mirar ese regalo de los dioses?

 

El túnel de nuestro primer beso (No tienes ni remota idea de cuánto te quiero).- El Muni.

El túnel de nuestro primer beso (No tienes ni remota idea de cuánto te quiero).- El Muni.

 

 

Entonces me acerqué y me tropecé a propósito. No tenía más opciones o nunca tendría ninguna.

 

Los astros se alinearon aquél día, y yo pude encontrar el astro donde alojarme hasta el final de los tiempos, tú.

 

 

Cuando los dioses crearon el mundo, dejaron trazada la ruta que me llevaría a ti; un destino escrito en todos los libros románticos hablando de nosotros, solo de nosotros.

 

Mi corazón, entonces dijo, Bokung, si pierdes este tren, tu existencia no habría tenido sentido, porque te faltarían dos tobillos, un par de tacones sandalia, dos labios carnosos, unos andares de colegiala, dos ojazos color tanganika y la cuenca del Amazonas, el ombligo de la chica de Bata.

 

 

Entonces te agachaste, me tendiste la mano mientras estaba yo tendido en el suelo cuando mi tropiezo; casi te la beso, y vi por vez primera la niña de tus ojos. Entonces Ludwig van Beethoven compuso la séptima sinfonía, consumado romántico; mientras, don Antonio Vivaldi hacía lo propio con "el canto de los pájaros", y trajiste la Primavera a mi vida.

 

 

 

Bk

 

 

 

El Muni

Print
Repost
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase: