Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Soy un traidor: mi oficio es chivarme, soy un chivato.

 

Chivatos, delatores, traidores. No sé exactamente la denominación más acertada para el personaje dedicado a ese tipo de oficio; tampoco sé muy bien en qué estracto situarlos dentro de un conjunto de aspiraciones comunes.

 

Nuestra sociedad tiene todavía heridas abiertas por las prácticas delatorias durante la dictadura de Macías; un eficiente sistema entretegido- igual que hace Obiang en estos momentos- por el dictador Macías para meter en cintura a toda la población; o tal vez fuera Teodoro Obiang Nguema mismo quien lo ideara, siendo en la época, la máxima autoridad militar al servicio de Macías.

 

Los informadores-chivatos-delatores de la dictadura guineana, mujeres incluídas.

La miserable vida del chivato, del traidor.- El Muni.
La miserable vida del chivato, del traidor.- El Muni.
La miserable vida del chivato, del traidor.- El Muni.
La miserable vida del chivato, del traidor.- El Muni.

La miserable vida del chivato, del traidor.- El Muni.

 

El plan llegó a funcionar con una eficacia tan aterradora que las mujeres, los hijos, los hombres, los cuñados, los yernos, los consuegros, etc, delataban por subversivos a sus familiares y amigos ante la milicia popular y autoridades civiles; mujeres que traicionaban a sus esposos, hijos a sus padres, rivales a sus rivales, cuñadas a sus cuñados, suegros y consuegros entre sí.

 

Creía que este dicho, "el ser humano es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra", era una fábula.

 

No termino de cogerle el puntillo a esa sentencia: ¿el ser humano se tropieza o se deja tropezar? Como si no hubiéramos visto ni oído nada de lo que ocurrió, como si no hubiéramos aprendido nada de nuestro pasado reciente; el cíclo de nuestra historia criminal ha sido de un recorrido tan corto que ya se estaba repitiendo nada más Obiang asesinara a Macías, antes de que pudiéramos sacudirnos las incandescentes ascuas de la hoguera que la dictadura de Macías prendió en Guinea Ecuatorial para asarnos.

 

Siempre pensé que nadie de mi generación se prestaría a ese "oficio" de chivato. Pero, Bokung Ondo Akum, ¿en qué estarías pensando? Debe ser muy lucrativo eso de delatar a gente con las ilusiones rotas, a gente que exige vivir en libertad.

 

 

Dios bendiga al pueblo de Guinea Ecuatorial.

 

 

 

 

Bk

 

 

 

El Muni