Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Un hechicero demanda por daños y perjuicios a dos mujeres esposas de un mismo marido.

 Un hechicero demanda por daños y perjuicios a dos mujeres esposas de un mismo marido.

Las dos mujeres rivales le propinaron una paliza al sacerdote hechicero en la localidad de Dolisie, República del Congo, por haberlas vendido el mismo hechizo. El echicero se dirigió entonces a la comisaría para presentar una denuncia por agresión.

 

Las dos mujeres, esposas de un hombre muy rico, tenían la costumbre de visitar al hechicero sin darse cuenta que acudían al mismo charlatán.

 

En su última visita cada una estaba muy pendiente de asegurarse el mejor servicio del brujo, a fin de obtener un producto único que aplicar al marido, de modo que fuera la única en capturar su atención y sea la más querida por el marido.


Aconsejadas las dos por su hechicero, después de haber seguido los mismos procedimientos consistentes básicamente en poner el preparado en la comida y la toalla de baño del marido, no obtuvieron ningún resultado favorables a sus intereses, ni fiebre tuvo el marido.

 

Éste seguía igual o más indiferente a los requerimientos de más atenciones de sus dos esposas, o bien siguió queriéndolas indistintamente de igual manera.

 

Casualmente, se encontraron un día en el mismo hechicero a presentar sus quejas. De este modo se dieron cuenta que frecuentaban al mismo charlatán, casi de manera simultánea, en todo ese tiempo.

 

En plena discusión, las dos mujeres propinaron una monumental paliza al hechicero delante de todos los vecinos por los falsos servicios prestados.

 

El hombre del mundo de las tinieblas se vio obligado a poner los pies en polvorosa llegando hasta la comisaría de policía más cercana para denunciar a sus agresoras.

 

 

Para aclarar lo sucedido, la policía abrió una investigación sobre el caso.

 

 

Fuente: Akwaba.biz; www.aregialedis.com
Traducción/Edición: Bk

 


El Muni