Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy  - Política - Sociedad - Religión - El ser humano -  Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

El Muni

Sucesos insólitos en el corazón de África - África profunda - Información alternativa - Narraciones románticas - Ideas - Pensamientos - Opiniones - Punto de vista El Muni - Las Américas - Amistades - Derechos Humanos - La Mujer ayer y hoy - Política - Sociedad - Religión - El ser humano - Mundo cosmopolita - Salud - Educación - Ciencia - La Historia - Música - Lucha por las libertades -... [Busque su tema seleccionado con la lupa, en las etiquetas, en archivos, en las páginas (según año y mes de publicación)]

Una mujer enterrada viva por su novio, relata su calvario (Vídeos).

Una mujer que fue víctima de abuso doméstico durante años, después fue enterrada viva por su pareja. Milagrosamente, cuando recuperó la conciencia, logró salir a la superficie.

 

Stacey Gwilliam quedó paralizada luego que su prometido, físicoculturista, la golpeara brutalmente, además de estrangularla y lanzarla a una “tumba” cubierta de tierra, ramas y otros desechos.

 Una mujer enterrada viva por su novio, relata su calvario (Vídeos).
 Una mujer enterrada viva por su novio, relata su calvario (Vídeos).

Hughes, nombre del agresor, golpeó a su pareja producto de una discusión que tuvieron tras un paseo en la playa. La mujer quedó inconsciente, y cuando recuperó la conciencia ni siquiera recordaba dónde estaba.

 

Sentía la maleza tan pesada sobre mí que me estaba asfixiando; luchaba por respirar y recordar dónde estaba. Me sentí paralizada, sentía como si todo estuviera pasando muy lento. Pensé que moriría“, detalla la víctima, según informa el británico The Sun.

 

Decidida a no morir en esa tumba improvisada, la mujer luchó durante horas por deshacerse de la maleza que la cubría. “Enterraba mis uñas en la tierra y me arrastraba tratando de pasar entre todos los escombros“, detalla.

 

Cuando logró salir del hoyo, Stacey de 34 años avanzó unos cuantos metros y finalmente cayó desmayada frente a un campo de golf de la ciduad de Swansea, en Gales, Reino Unido.

 

Cabe señalar que esta no era la primera vez que Hughes la agredía, pues antes estuvo preso durante tres años y nueve meses por golpear en tres ocasiones diferentes a su mujer, sin embargo, ella siempre lo perdonó pues estaba enamorada.

Stacey estaba pasando por un momento difícil después de haberle sido diagnosticado un cáncer del cuello uterino, mientras Hughes estaba en la cárcel; y una vez que salió en libertad, ambos retomaron su romance, y tanto que el hombre le propuso matrimonio en una bahía muy cercana al lugar donde la enterró viva.

Fue violento conmigo varias veces, pero yo lo amaba y siempre prometía que no volvería a hacerme daño.

Finalmente logré terminar con él un fin de semana antes del ataque, luego que me diera una patada en el estómago y robara dinero de mi cuenta bancaria“, explica.

 

Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.
Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.

Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.

El hombre volvió a ofrecerle disculpas y le propuso que dieran un paseo por la playa. Una vez allí, Hughes volvió a ponerse violento después de que Stacey  rehusara  llevarlo consigo a su casa. 

El sujeto le hizo una llave en la cabeza y le dijo “si yo no puedo tenerte, entonces nadie lo hará”, y continuó golpeándola. Posteriormente, la estranguló.

La chica logró zafarse, intentó huir, pero él volvió a atraparla,  lanzó a la mujer al suelo y continuó golpeándola con patadas como si fuera un balón de fútbol.

Pese a que logró salir viva del ataque y de su tumba, cuando fue llevada al hospital, Stacey permaneció en coma durante dos semanas, recuperándose de sus graves lesiones en pulmones, rostro, cuello y lengua.

La policía logró detener al agresor luego que se estrellara con el auto de la novia que había enterrado viva, cuando volvía de una fiesta.

En su arresto, lo primero que le dijo a la policía fue: “Jamás la van a encontrar”; sin embargo, en el juicio, indicó: “Entré en pánico. Pensé, ‘¿Qué he hecho?’ No tenía la intención de matarla. 

La dejé entre arbustos y le puse unas ramas encima. Pensé que estaba muerta“.

 

Se las arregló la chica para salir de su tumba, y tuvo que pasar 26 días en el hospital, 14 de esos 26 días, en estado de coma. Ha contado su historia a la televisión británica.



El culturista Keith Hughes, después de haberle dado una monumental paliza a su prometida, la dio por muerta y la enterró. Ella, sin embargo, logró salir con vida de su tumba gracias a sus uñas: "consiguí liberarme y había ramas y pedazos de madera colocados sobre mí. Podía oír los latidos de mi corazón, pero el ruido de fondo del mar, bastante lejos".


 

Después vuelve la mujer al momento en el que fue enterrada: "era como si todo transcurriera a cámara lenta. Todo lo que podía ver era como puntos o botones verdes y marrones. No podía respirar, era como si estuviera paralizada. Era terriblemente cierto. Fue preciso aclararme las ideas para ver lo que estaba pasando a mi alrededor. Traté de levantarme, pero no tuve éxito. Tuve que usar las uñas para salir de donde estaba. Era lo único que podía hacer. Traté de empujar, pero no tenía la suficiente fuerza".

 

Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.
Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.
Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.
Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.
Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.

Stacey Gwilliam, la novia enterrada viva y su novio verdugo, el culturista Keith Hughes.- El Muni.

Después de 26 días en el hospital, la joven mujer todavía está luchando por poder alimentarse y caminar sola. No era la primera vez que él se ponía violento con ella.

 

Stacey, quien ha tenido que usar un bastón para caminar, desde el ataque, señaló: “No importa la condena que reciba, nada va a ser tan malo como lo que yo viví y deberé afrontar por el resto de mi vida.

Arruinó mi vida. Tengo pesadillas constantes y sé que seguirán por mucho. Va a tener que pasar mucho tiempo para que vuelva a confiar nuevamente en un hombre“.

El dictamen de su sentencia está previsto para este jueves, y el acusado  se arriesga a una cadena perpetua.










Fuente: Closermag.fr
Traducción / Edición: Bk









El Muni